Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un juez del Supremo pide el agravamiento de las penas a los maltratadores

El presidente de la Sala Primera (de lo Civil) del Tribunal Supremo, Ignacio Sierra, defendió ayer la discriminación positiva del proyecto de ley contra la violencia de género (sólo protege a las mujeres y agrava ciertas penas para los hombres maltratadores). A su juicio, quizá algunos penalistas se han opuesto porque "lo han examinado desde un punto de vista de laboratorio de derecho penal", sin tener en cuenta la situación de "atroz tropelía" contra la mujer.

Sierra aseguró que, en principio, algunas propuestas de reforma penal "parecen espectaculares". Sin embargo, dada la situación, considera "por lo menos lógico" que se tipifique como delito toda amenaza verbal leve del hombre a la mujer. Así lo hace el proyecto, que mantiene como falta la amenaza de mujer a hombre. Sierra aseguró que estas amenazas leves, como "un 'te voy a romper la cara", que aparentemente no parecen nada, terminan en un verdadero drama. También consideró importantísimo convertir en delito la coacción masculina. Sierra confía en el proyecto, pero lamenta que mezcle normas civiles y penales, aspecto que espera se mejore.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 22 de julio de 2004