Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Condenado a cuatro años por incendiar el vehículo de un agente de la policía vasca

La Audiencia Nacional ha condenado a cuatro años de prisión a Jon Crespo Ortega por incendiar el vehículo de un ertzaina en Galdakao, en mayo de 2001. El tribunal absuelve a los otros dos procesados, Andoni Beroiz Zubizarreta e Iker Lima Sagarna, porque no ha encontrado pruebas suficientes de su participación en los hechos. Según la sentencia, Crespo salió esa madrugada "portando un bidón de gasolina y una mecha retardada" y al pasar por la plaza de Zabalgana vio que estaba estacionado el vehículo propiedad de un agente de la Ertzaintza del que sabía era escolta de un cargo público. "En represalia por la actividad del ertzaina, prendió fuego la vehículo propiedad del referido atente de la autoridad", señala la sentencia.

Tras el sabotaje, "el acusado huyó del lugar, reivindicando la acción en el diario Gara del día 10 de mayo de 2001". El tribunal aclara que la participación de Beroiz y Lima, "no ha resultado debidamente acreditada en el hecho enjuiciado", como tampoco se ha demostrado que se hubiera producido una situación de riesgo para las personas con esta acción, porque el edificio más próximo al vehículo incendiado estaba a 18,5 metros.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 20 de julio de 2004