Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Comunidad tolera las graveras en el Parque del Sureste, según ecologistas

La Consejería de Medio Ambiente asegura que ordenó paralizar los trabajos en marzo

Los seis colectivos ecologistas que vigilan el Parque Regional del Sureste han denunciado que la Consejería de Medio Ambiente "tolera la presencia y actividad de graveras en parajes y riberas del río Jarama donde la minería está prohibida", y anunciaron movilizaciones ante tal situación.

La actividad minera en los parajes más relevantes y valiosos del Parque Regional del Sureste está totalmente prohibida desde febrero de 2004, según la legislación de este espacio protegido y un documento que firman Amigos de la Tierra, ARBA, Ecologistas en Acción, El Soto, Jarama Vivo y SEO/BirdLife.

En el escrito se hace referencia expresa a la disposición adicional 4ª de la ley 6/96, según la cual "el fin de explotaciones de áridos" en las zonas más sensibles se llevaría a cabo en un plazo no superior a cinco años a partir de la aprobación del Plan de Ordenación de los Recursos Naturales", que data de febrero de 1999.

Los ecologistas advierten que "ninguna de las actividades extractivas o las plantas de tratamiento afectadas ha sido trasladada o clausurada, ignorando la Administración regional las demandas que se le hacen para que los presupuestos regionales de los últimos años recojan partidas de indemnización que faciliten estos traslados".

La Comunidad de Madrid aseguró ayer que el pasado marzo remitió un escrito a las empresas graveras del Parque Regional del Sureste con la intención de exigirles el cese su actividad conforme a la normativa vigente del Plan de Ordenación de Recursos Naturales. Según explicaron fuentes de la Consejería de Medio Ambiente, cada una de estas compañías debe presentar ahora su propio plan de cese de actividad para terminar con la explotación antes de finalizar el año, como marca la legislación.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 17 de julio de 2004