Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Banco de España mantendrá un alto nivel de provisiones a la banca

El borrador de la circular confirma que no cede a las presiones del sector

El Banco de España envió el jueves por la noche a cinco organismos del Estado el borrador de la adaptación de las nuevas normas internacionales de contabilidad que regirán a todas las entidades financieras. El texto, el más esperado de los últimos meses, confirma que el supervisor no tiene previsto ceder ante las presiones del sector y seguirá exigiendo un alto nivel de provisiones, que no existe en otro país de la UE.

Comienza la cuenta atrás. El Banco de España acaba de enviar el borrador de las nuevas normas internacionales de contabilidad (IAS por sus siglas en inglés) al Instituto Contabilidad y Auditoría de Cuentas (ICAC), la Dirección General del Tesoro, la CNMV, la Dirección General de Seguros y al Ministerio de Economía. La próxima semana lo hará llegar a las entidades financieras. El documento, según ha podido saber El PAÍS, consta de unas 400 páginas en su parte central y hasta 3.000 folios con los anexos. Este borrador es el punto de partida para el debate con todas las partes interesadas. El supervisor pide comentarios y sugerencias al sector y les da como plazo hasta el 10 de septiembre próximo, por lo que más de un ejecutivo de banca se quedará sin vacaciones de verano. El 1 de enero próximo entrará en vigor. El supervisor reconoce que el plazo de tiempo es muy reducido.

En esta adaptación de las normas internacionales de contabilidad a la legislación española, según el criterio del Banco de España, se percibe que el supervisor quiere seguir aplicando la norma más prudente y estricta. En el particular duelo que mantienen los bancos y cajas de ahorros con el Banco de España, para que éste acabe con el alto nivel de provisiones, nadie parece haber movido sus posiciones.

6.000 millones de hucha

La banca se queja del Fondo de Provisiones Estadístico (Foncei), un invento español que se estableció en 2000 para que las entidades realicen fuertes dotaciones cuando el ciclo económico es boyante, y así tengan colchones para cuando lleguen las vacas flacas. Entre bancos y cajas han depositado en esa hucha unos 6.000 millones de euros. El borrador indica que el Banco de España cree compatible el Foncei español con las IAS (algo muy discutido por los principales banqueros), por lo que seguirá un criterio de continuidad con el sistema actual, tanto en la filosofía como en los niveles de provisiones. Entre los bancos y cajas existe el convencimiento de que el organismo dirigido por Jaime Caruana deberá ceder algunas posiciones "porque se está castigando excesivamente a las entidades cotizadas frente a los competidores internacionales que no tienen estas provisiones". Una posible vía para este acercamiento, según fuentes del sector, podría ser la aprobación de los niveles internos de control de la morosidad, lo que supondría una liberación parcial de las exigencias de dotación y, además, está en línea con la exigencia de capital de Basilea II. La CECA y la AEB serán las encargadas de lidiar este asunto.

Por último, el borrador aclara, favorablemente para el sector, que la nueva legislación no perjudicará las titulizaciones (sistema por el que se vende en el mercado una cartera de créditos para buscar financiación). Existía la posibilidad de que este sistema perjudicara en el ámbito de recursos propios, pero el supervisor aclara que no será así.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 17 de julio de 2004