Protesta de taxis por "dejación" y "nula vigilancia" de las paradas

La policía sanciona a la Federación Profesional del Taxi de Madrid

Harto. Así está el colectivo de taxistas de la Comunidad debido a "la dejación, nula vigilancia y falta de mantenimiento" de los estacionamientos regulados para este gremio por parte del Ayuntamiento, según manifestó ayer el presidente de la Federación Profesional del Taxi de Madrid y organizador de la protesta, Julio Sanz. "Así no se puede ofrecer un servicio de calidad", añadió. Los actos de protesta realizados en el hospital Gregorio Marañón concluyeron con una sanción impuesta por la Policía Municipal.

Los conductores profesionales se encuentran diariamente con "muchas dificultades" para realizar su trabajo, "como paradas ocupadas por coches particulares, algunas incluso con doble fila; así como otras en deficiente estado de conservación, llenas de basura y con muchos socavones", señaló Sanz.

La constancia de estas "dificultades" ha provocado que las protestas se aunaran bajo la campaña Paradas limpias, promovida por la Federación, y que comenzó ayer en la calle del Doctor Castelo, frente a una de las entradas del hospital Gregorio Marañón (distrito de Retiro). Allí, sobre las diez de la mañana, los taxistas se encontraron con el estacionamiento ocupado por vehículos particulares, cuyos dueños se negaron, en un principio, a retirar sus coches.

Una vez consiguieron despejar la parada, los taxistas la barrieron primero para después pintarla con la señalización correspondiente, borrando cualquier rastro de la que los operarios municipales habían marcado semanas antes como zona de estacionamiento regulado.

Uno de los miembros de la junta de la Federación, Miguel Ángel Pérez, indicó que los componentes de este colectivo querían "hacer lo mismo" en el hospital Doce de Octubre, pero al ser sancionados con un expediente por la Policía Municipal, decidieron concluir los actos de protesta programados.

Más presencia policial

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

El colectivo de taxistas también acusa al Ayuntamiento de "no contar con los suficientes policías municipales" para impedir que "otros" ocupen "sus plazas". Uno de los taxistas presentes en el Gregorio Marañón aseguró, además, que los agentes "hacen caso omiso" de sus quejas, "con lo que la situación se hace intolerable".

En la entrada del hospital Doce de Octubre, donde los taxistas estacionados no tenían conocimiento de la protesta, dos policías municipales que iban en moto multaban a varios coches particulares por encontrarse estacionados en las paradas de taxi. "Cada día pasa lo mismo", explicó un agente, "y cada día nos hinchamos a poner multas".

La Federación también solicitó al Ayuntamiento ampliar el número de paradas, "ya que las existentes tienen capacidad para 3.205 vehículos, cuando en todo el área unificada hay 16.638 taxistas", señaló Pérez.

Las protestas continuarán durante los próximos días, y según el presidente de la Federación, "no pararán" hasta que el sector del taxi de la región quede integrado dentro de la red de Transportes de Servicios Públicos de la Comunidad de Madrid.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS