Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El tráfico en las autopistas crece otro 6% y genera 233 millones

Guipúzcoa encarga un estudio para decidir si cobra un canon por circular

El tráfico en las dos autopistas que cruzan Euskadi, la A-8 y la A-68, se acerca ya a los 58.000 vehículos diarios, según los últimos datos, relativos a 2003. Esta cifra supone un crecimiento del 6% con respecto a 2002, aunque las mayores subidas se han registrado en la A-8, con aumentos de entre un 8% y un 9%, propiciados por la rebaja a la mitad del peaje con el traspaso de la concesión a las diputaciones vizcaina y guipuzcoana. El uso de las autopistas reportó casi 233 millones de euros a la concesionaria privada de la A-68 y a las instituciones públicas de la A-8.

La A-8, que comunica la capital vizcaína con la frontera de Francia a lo largo de 106 kilómetros, ha vivido su primer año con la gestión en manos públicas. El 6 de junio de 2003, la autopista, propiedad de las diputaciones desde 2001, dejó de ser una concesión privada para convertirse en pública, tras decidir las instituciones forales de mantener el peaje.

A cambio, se redujo a casi la mitad el canon por el uso de la autopista, aunque con diferencias en los tramos vizcaíno y guipuzcoano. En el primero, la mayoría de las reducciones han ascendido a un 35% mientras que en algunos tramos guipuzcoanos alcanza el 53%. Además, los conductores habituales de Guipúzcoa pueden tener un 75% de descuento adicional porque la Diputación ha mantenido el sistema de rebajas iniciado en ambos territorios en 1998 para los usuarios habituales, mientras que la institución vizcaína los ha suprimido. La consecuencia es que un ciudadano guipuzcoano puede llegar a pagar hasta cuatro veces menos que un vizcaíno.

El tránsito en la A-8 durante 2003 ha rondado los 34.000 vehículos diarios, según la llamada intensidad media diaria (IMD): se contabiliza el número de vehículos que recorren cada jornada el trayecto íntegro de una autopista, de manera que se suman los tramos que realiza cada vehículo y, cuando se alcanza el total del vial, se contabiliza una IMD.

El tramo guipuzcoano, que supone las tres cuartas partes de la A-8, ha registrado una IMD de 40.000 vehículos, de los que casi el 25% son camiones, un 9% más que en 2002. Las autoridades calculan que esta cifra crecerá un 15% cuando se reduzca el canon a Irún y se pongan en marcha los nuevos puestos de cobro a la entrada de este municipio, previstos para finales de este verano. En el área vizcaína, el tránsito medio diario ascendió el pasado año a 27.781 vehículos diarios, un 8% más. De ellos, un 13,5% corresponde al tráfico pesado.

En la A-68, que une Bilbao con Zaragoza a través de Álava, La Rioja y Navarra, la afluencia media en el tramo vasco (hasta el enlace con la autopista a Burgos), alcanzó los 23.880 vehículos diarios, un 3,2% más que en 2002, cuando la IMD llegó a 23.126, según los datos aportados por la concesionaria de la Vasco-Aragonesa, formada por las empresas Iberpistas y Sacyr.

La A-68 prosigue así su aumento de usuarios tras el gran salto que se produjo en 2000, cuando pasó de 16.800 a casi 22.000 vehículos. Entonces se redujo el peaje una media del 40% -porcentaje que para algunos alaveses puede llegar al 75% según el número de viajes merced a los descuentos establecidos por la Diputación- a cambio de prolongar la concesión, que debía concluir en 2011, otros 15 años.

Los ingresos por peajes en las dos autopistas superaron el pasado año los 233 millones de euros, aunque en la Vasco-Aragonesa los datos se refieren a todo el tramo Bilbao-Zaragoza, que suma 294 kilómetros. La concesionaria de esta autopista ha rebasado por vez primera la facturación que tenía antes de la rebaja de 2000, que rondaba los 110 millones. El pasado año, obtuvo 115,5 millones de euros de ingresos por los peajes, frente a los 107 facturados en 2002.

La A-8, en cambio, ha notado la disminución en el canon y ha obtenido casi 118 millones de euros, cuando en 2001 la facturación alcanzó los 126. A la Diputación de Guipúzcoa, la gestión de la Bilbao-Behobia le ha reportado 90 millones, con los que ya proyecta construir terceros carriles entre San Sebastián y Zarautz. Vizcaya ha ingresado 17,7 millones y también pretende crear un tercer carril entre Basauri e Iurreta.

Desde diciembre pasado, Euskadi cuenta con una tercera autopista en funcionamiento. Son los 7,2 kilómetros de la A-1 (Eibar-Vitoria) que unen Eibar y Bergara. Circulan una media de 6.500 vehículos que pagan un peaje de 0,70 euros. La Eibar-Vitoria (46,2 kilómetros en total), no estará acabada hasta 2008.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 12 de julio de 2004