Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Una pantalla de protección contra las filtraciones del río

La construcción de la Caja Mágica, de Dominque Perrault, comenzará en otoño una vez concluya la realización de dos proyectos complementarios: el soterramiento de una línea eléctrica área, y un gasoducto, que discurren por la zona; además de la construcción de una pantalla de protección que impedirá, en caso de crecida del río Manzanares, que el nivel del cauce alcance al equipamiento.

La Junta de Gobierno del Ayuntamiento de Madrid aprobó el jueves los dos proyectos correspondientes a la segunda fase del Parque del Manzanares, con los que se pretende mejorar la circulación de los peatones por la zona verde y proteger el Centro de Tenis ante posibles crecidas del río.

Según explicó la concejal de Urbanismo, Pilar Martínez, para proteger la Caja Mágica será necesario construir una pantalla de protección en toda la parcela del nuevo equipamiento que impida la filtración subterránea de las aguas. El proyecto cuenta con un presupuesto de 2,5 millones de euros. En esta zona Urbanismo también realizará las conexiones entre las calles próximas al parque y las puertas de acceso, con el fin de mejorar la circulación de quienes pasean por la zona verde.

Para la prolongación de la calle de la Mezquita, que unirá el Camino de Perales con el tramo de calle existente, se ha previsto una inversión de 1,3 millones de euros.

Además, una pasarela peatonal conectará con el paseo de los Sentidos. Estas obras permitirán el acceso peatonal desde el bario de San Fermín al Área de Deportes y la conexión de las dos puertas principales del parque. La nueva vía será, junto al paseo de los Sentidos, uno de los ejes principales de este primer tramo del Parque del Manzanares.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 10 de julio de 2004