Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El delta del Llobregat se halla al borde de la congestión viaria

Más de 30.000 camiones utilizan cada día las vías principales

Las carreteras del delta del Llobregat rozan cada día la congestión. Por la abundancia de camiones, pero también por las deficiencias del transporte público, que ponen miles de coches en las carreteras. El futuro es el tren para las mercancías, asegura un informe elaborado por Barcelona Regional por encargo del Plan Estratégico Metropolitano. Pero además habrá que arreglar, afirma el estudio, los embudos detectados en la red viaria.

La plataforma logística del delta del Llobregat, donde se agrupan empresas, el puerto y el aeropuerto de Barcelona, presenta un entorno "con claros síntomas de congestión viaria" y, para colmo, "ha agotado las previsiones de planeamiento en lo que se refiere a nuevas infraestructura". La situación es grave porque "el transporte de mercancías va en aumento" y hasta hace dos días y medio, como mucho, "no ha sido una prioridad en España".

La política de la UE busca que en el periodo 1998-2010 el crecimiento del transporte de mercancías por carretera crezca sólo el 38%. Entre 1986 y 1998 creció el 100%. Para frenar la carretera se cuenta con que el ferrocarril, que representa el 8% de los movimientos, alcance el 15%. En España, sin embargo, el ferrocarril representa sólo entre el 3% y el 4%.

Esto hace que las vías situadas en torno a Barcelona se hallen al límite de su capacidad. La AP-7, a su paso por el Vallès Occidental, soporta 30.000 camiones al día y en la zona de la B-30 llega a los 40.000. El 35% de ellos son tráfico de paso. El corredor del Llobregat es utilizado por 30.000 camiones en sólo dos vías: la A-2 y la AP-2. En este caso el tráfico de paso es el 45%. La red local formada por la N-340, la C-1413A y la N-IIa es utilizada por otros 10.000 camiones. Por la Ronda Litoral pasan 20.000 camiones diarios, lo que hace que se halle también al límite del colapso.

Los datos disponibles señalan que los 23.130 camiones diarios que se mueven atraídos de forma directa por la plataforma del delta se convertirán en 58.989 en el año 2010, lo que supone un crecimiento del 155%. Pero este crecimiento será mucho mayor en la zona aeroportuaria, ya que puede alcanzar el 1000%.

La solución, apunta el informe, es la mejora de algunos puntos de la red viaria, pero la verdadera apuesta es el ferrocarril para las mercancías y el transporte público para los viajeros. No obstante, convendrá también sopesar si algunas empresas no deberían trasladarse a una zona más alejada del puerto y el aeropuerto.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 9 de julio de 2004