Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:LA INVESTIGACIÓN DEL 11-M | La reconstrucción de las primeras horas tras la matanza

La 'operación' de venta mediática del explosivo Titadyne

Aunque Acebes no cita la dinamita de ETA al atribuirle la matanza, el Ministerio del Interior asegura a los medios que es la habitual de la banda terrorista

Ministerio del Interior, paseo madrileño de la Castellana, 12 de la mañana del 11 de marzo de 2004. Mientras el ministro Ángel Acebes se encuentra en el palacio de la Moncloa, reunido con el presidente del Gobierno, José María Aznar, el secretario de Estado de Seguridad, Ignacio Astarloa, recibe a los principales responsables de las fuerzas de seguridad. Tema: las circunstancias de la masacre, primeras conjeturas y líneas de la investigación. Los jefes policiales y de la Guardia Civil carecen de pistas concretas, pero especulan, por antecedentes, con la autoría de ETA. Con todo, hay dudas. Es el caso de Jesús de la Morena, comisario general de Información, a cargo de la investigación. Ciertos elementos no le cuadran. La cantidad de explosivo en las bolsas, el elevado número de terroristas necesarios y la sincronización. Siendo el más explícito, De la Morena no es el único. El subdirector general operativo, el número dos de la policía, Pedro Díaz-Pintado, también comparte esas dudas. Ni uno ni otro aseguran que se trate del terrorismo islamista. Pero tienen sus dudas sobre ETA. Muchos días después, se lamentará Díaz-Pintado por no haber sido más coherente con sus conjeturas y más enfático respecto a la posibilidad del terrorismo fundamentalista.

El 'número dos' de la policía lamentará días después no haber sido más coherente

Pasadas las ocho de la tarde, el ministro dice: "Lo que sí sabemos es que es dinamita"

Mientras se desarrolla la reunión, sobre la una menos cuarto de la tarde, una llamada telefónica desde La Moncloa exige la atención de Astarloa. Es el ministro del Interior. Quiere saber qué novedades hay. Astarloa le resume la situación hasta ese momento. El ministro tiene una preocupación. Va a ofrecer la primera rueda de prensa sobre la una y media. Necesita tener los últimos datos y, sobre todo, pide que se le informe sobre el tipo de explosivo utilizado en la masacre.

El secretario de Estado de Seguridad, Ignacio Astarloa, urge para indagar el tipo de explosivo. Es entonces cuando el subdirector general operativo, siguiendo la cadena de mando, llama al comisario general de Seguridad Ciudadana, Santiago Cuadro, y le solicita información sobre el explosivo, quien carece a esas alturas de la información. Cuadro, a su vez, se pone en contacto con la Unidad Central de Desactivación de Explosivos, a cargo del comisario jefe Juan Jesús Sánchez Manzano.

Un rato más tarde, mientras en el Ministerio del Interior prosigue la reunión, suena el teléfono de Díaz-Pintado. Es Cuadro. Le transmite que existen muchas dudas, pero le señala que se han encontrado sustancias químicas comunes en seis tipos de explosivos. Díaz-Pintado pregunta si puede ser Titadyne, el material usado por ETA, robado en Francia, en los atentados de los últimos años. Es, de hecho, la marca ETA. Cuadro afirma que entre los seis explosivos está el Titadyne, pero le insiste en que aún se carece de pruebas.

Díaz-Pintado dice al secretario de Estado y a los mandos reunidos que el explosivo, aunque hay dudas y se carece de pruebas, es Titadyne. Las moderadas dudas, según fuentes consultadas por EL PAÍS, sobre la autoría de ETA se disipan. Astarloa comunica con Acebes y le da cuenta de que aún es muy pronto, pero que puede ser Titadyne.

A las 13.30, Acebes sale para informar a los medios en La Moncloa.

"En estos momentos, las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad y del Ministerio del Interior no tienen ninguna duda de que el responsable de este atentado es la banda terrorista ETA y también estamos asistiendo a un proceso de intoxicación, que ha iniciado el señor [Arnaldo] Otegi, de manera miserable, para desviar la atención".

Pregunta: "Sobre el tipo de explosivo, ¿las pruebas van en la misma dirección? "Claro" -responde Acebes-, tenemos el ejemplo bien cercano de Nochebuena... Exactamente lo mismo que se ha producido esta mañana. También la utilización de las mochilas como bombas trampa... El tipo de explosivo está siendo analizado en estos momentos".

Acebes habla de unas "mochilas como bombas trampa" como si fuera un hecho probado. No lo es. Pero lo cierto es que de sus labios no saldrá la palabra Titadyne. Pero el ministro y sus servicios no se privarán el gusto. Del Ministerio del Interior se confirma a los medios que el explosivo es Titadyne. La agencia Efe calienta el ambiente con numerosas informaciones durante toda la tarde. "El Ministerio del Interior atribuye a ETA, 'sin ninguna duda', la autoría de los atentados cometidos esta mañana en Madrid con 13 bolsas o mochilas llenas de explosivo. Fuentes de la investigación señalaron que los terroristas colocaron entre 13 y 15 kilos de Titadyne en cada una de las bolsas o mochilas". Esta frase se repetirá de manera idéntica, como una plantilla, en decenas de cables de la citada agencia. Todos publican la noticia.

Comisaría General de Policía Científica, Canillas, Madrid, sobre las 15.30. La policía científica realiza una inspección en el vehículo Renault Kangoo procedente de Alcalá de Henares. Se encuentra una cinta casete con una carátula en caracteres árabes, una bolsa de plástico de basura color azul con siete detonadores y un culote con 125 gramos de explosivo.

Los expertos hacen venir a un traductor al que se le hace oír la cinta. Son versos coránicos. La policía científica entrega el culote de explosivo para analizar. Pero ya saben por el envoltorio que es Goma 2 Eco. El fabricante es español: Unión Española de Explosivos.

El ministro Acebes conoce los datos en una nueva reunión de coordinación de los mandos de Seguridad, a partir de las 18.15. Ya no hay mochilas bomba, ya no es Titadyne, los detonadores, españoles, no son los habituales de ETA.

Acebes, pasadas las ocho de la tarde, ofrece su rueda de prensa. Acebes dice que ha ordenado abrir una segunda línea de investigación. ¿El explosivo? "Se sabe que es dinamita. Se ha producido la explosión, y sólo hay restos después de producirse la explosión, y eso dificulta mucho conocer la marca, pero lo que sí sabemos es que es dinamita".

Agrega el ministro: "La principal línea de investigación es la banda terrorista ETA". La agencia Efe sigue repicando, a las 20.58, que el explosivo es Titadyne.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 7 de julio de 2004