Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Castilla del Pino compara la locura de Don Quijote con la depresión del hombre actual

El concepto especial de "locura transitoria" que manifestó Don Quijote, además de fascinarle e inquietarle, le ha sido muy útil al psiquiatra Carlos Castilla del Pino (San Roque, Córdoba, 1922) durante su larga trayectoria profesional. De esto habló ayer en su conferencia Idea de la locura en Cervantes, en los cursos de verano de la Universidad Complutense. Partió de la idea de que Don Quijote se cree un caballero andante y para eso hace falta tener escudero y salir al mundo para salvar a los hombres de los desafueros. Hay por lo tanto una pérdida del sentido de la realidad, un delirio. "Pero lo inquietante y la gran agudeza de Cervantes consiste en que Don Quijote si bien es un loco, en sus juicios sobre la realidad es una persona inteligente. Y como Cervantes es un novelista, y no un psiquiatra, no se plantea el origen de la locura, simplemente observa cómo la gente se vuelve loca".

Después, llega Sancho. "Los seres humanos estamos hechos de una materia tan dúctil que por cualquier hendidura se nos puede intercalar la locura, pasajera como la de Don Quijote, o no", continúa. "Y Sancho, un hombre con un sentido común y de la realidad enormes, se alía a un señor que es un loco que ataca molinos de viento. Y nosotros los lectores no lo vemos incoherente. ¿Por qué? Porque a Sancho le conviene. Don Quijote enseguida empieza a prometerle cosas y, precisamente, por ahí entra la locura de Sancho". Para el psiquiatra, estamos ante un tipo de locura fascinante, porque es lo que pasa en la vida real. "Por ejemplo, ¿cómo puedo yo conquistar a alguien? Pues diciéndole cosas que aunque sean mentira me las acepta".

Delirio de Aznar

Otra vez, el psiquiatra viaja a la actualidad. "El afán por conseguir la fama, el poder... es una especie de locura transitoria. Claro, una locura mientras está en el poder porque en cuanto lo pierden tienen unas depresiones tremendas, pero que como son vergonzantes no van a las consultas". Y al referirse a los delirios de Don Quijote, Castilla del Pino recordó la intervención del ex presidente del Gobierno, José María Aznar, esta semana en la FAES (o "fascista school", la llamó). "Todo delirio es un delirio de grandeza y es un claro ejemplo de cómo ese señor ~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 7 de julio de 2004