Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Gobierno andaluz rechaza el segundo plan de choque de Endesa

Endesa presentó ayer su segundo plan de choque contra los apagones en 48 horas y cosechó el segundo rechazo consecutivo de la Junta de Andalucía. Un portavoz de la Consejería andaluza de Innovación reconoció que el informe presentado en esta ocasión era mucho más voluminoso -el consejero de Innovación, Francisco Vallejo, lamentó el jueves que la compañía le entregara "folio y medio" después de que los apagones de esta semana dejaran sin luz a 230.000 clientes-, pero que reincidía en las mismas propuestas que la Junta ya consideró "insuficientes".

Según la Consejería de Innovación, el segundo informe de Endesa vuelve a relacionar las causas de los apagones con averías puntuales en su red de distribución y a explicar, con más detalle, las medidas de emergencia que ha adoptado para prevenir nuevas interrupciones del suministro en Sevilla, que estarán activadas hasta mediados de julio: reforzar las brigadas de reparación de averías, conectar grupos electrógenos móviles a varias subestaciones y revisar el estado de sus instalaciones.

Las diferencias con la petición del Ejecutivo andaluz son notables. La Junta quiere un diagnóstico completo de la red de distribución andaluza y el diseño de una serie de mecanismos de prevención en función de criterios objetivos que estén operativos al menos durante todo el verano. Así, Endesa debería comunicar qué medidas adoptaría cuando una línea o un transformador soporte una carga cercana a su máximo de capacidad.

A pesar de los rechazos, la Junta confía en lograr un acuerdo con la compañía, cuyo consejero delegado, Rafael Miranda, viajará a Sevilla para entrevistarse con los responsables autonómicos la próxima semana. Por su parte, el presidente de Endesa, Manuel Pizarro, se reunió ayer en Madrid con el alcalde de Sevilla, Alfredo Sánchez Monteseirín, con el que se comprometió a elevar las inversiones previstas para renovar su red en la capital y a agilizar el pago de indemnizaciones. La red recuperó ayer definitivamente la normalidad, con sólo una pequeña interrupción del suministro en el barrio sevillano de Los Remedios, que afectó a 4.800 clientes.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 3 de julio de 2004