Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Necrológica:

Sixto Agudo, dirigente del PCE y ex diputado de las Cortes de Aragón

Sixto Agudo González murió en la madrugada del 29 de junio a los 88 años. Fue un histórico militante comunista, comandante del Ejército republicano, miembro del comité clandestino del PCE. Pasó por campos de concentración, por las prisiones franquistas -estuvo en la de Burgos de 1949 a 1961- y fue condenado a muerte. Pero Agudo fue sobre todo un luchador por la comarca de la Litera, en Huesca, que le debe su desarrollo.

Nacido en la localidad toledana de Torrijos, aterrizó en Alcampel (Huesca) por su matrimonio con Ángeles Blanco Brualla, la primera alcaldesa del PCE en Aragón. Ángeles, sin la que no se entiende su biografía, fue una mujer excepcional, maestra, entre otros, de Josep Antoni Duran i Lleida, nacido en esa localidad, que dijo de ella, "he aprendido de Ángeles, una gran enseñanza, el amor a la libertad".

Sixto y Ángeles fueron una pareja de luchadores, tuvieron dos hijos y, tras regresar del exilio en 1976, se asentaron en el pueblo natal de ella. Sixto fue uno de los firmes creyentes en la comarcalización. Creó en 1986 la Mancomunidad de la Litera, impulsó los regadíos, presidió la Asociación de Regantes de la Litera Alta, defendía la llegada del agua a las pequeñas poblaciones y luchó por ello.

Cosa rara en esta tierra, Sixto y Ángeles sí fueron reconocidos en vida. A Sixto en el año 1995 se le tributó un homenaje que llenó el pabellón de Alcampel y que tuvo el apoyo de todas las formaciones políticas. En 2000 recibió un premio institucional concedido por el Gobierno de Aragón el día de la comunidad "en reconocimiento a su labor en el restablecimiento de las libertades democráticas y su tarea del impulso y al desarrollo económico y social de la Litera durante la democracia".

Fue un luchador, un hombre honrado que creyó en la tierra, Aragón, que hizo suya. Javier Sáez, su amigo, director de la residencia de ancianos de Binéfar, se declaraba "hijo político de Sixto". Juntos pusieron en marcha IU en la comarca. Sáez recordaba su mente lúcida y sus últimas conversaciones con un viejo amigo, "el camarada Joaquín Plá, que es socialista; pero siempre se entendieron porque Sixto era respetuoso con todos". Sáez explica que Sixto Agudo era la memoria de un tiempo. De hecho, publicó varios libros, y el último, Memorias, editado por el Instituto de Estudios Altoaragoneses en 1992, recoge toda su trayectoria vital.

Fue alcalde de Alcampel de 1987 a 1995 y diputado en las Cortes de Aragón. Su último acto público fue en la víspera de este fin de año, en la presentación del libro de Irene Abad, sobre la vida de su compañera, Ángeles Blanco, En constante lucha, un título que resume perfectamente sus vidas. Ayer recibió el homenaje de sus vecinos y amigos. Fue enterrado en una ceremonia civil junto a Ángeles.-

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 1 de julio de 2004