Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Una adolescente, muy grave al ser atropellada por un coche policial cuando cruzaba un semáforo en verde

Una niña de unos 15 años resultó herida muy grave anoche al ser arrollada por un coche patrulla de la comisaría de Latina que acudía con las luces azules y las sirenas a atender una emergencia. La víctima estaba cruzando la avenida de los Poblados, con el semáforo en verde para los peatones, cuando el vehículo irrumpió en el cruce y se la llevó por delante. La muchacha iba hablando por el teléfono móvil y no oyó las sirenas del vehículo policial, que la lanzó a unos 20 metros del lugar del impacto, según un portavoz de Emergencias Madrid.

Los hechos ocurrieron sobre las 21.30 frente al parque de bomberos de Aluche. La adolescente esperó a que el semáforo se pusiera en verde para los peatones y empezó a cruzar. De los tres carriles que tiene cada sentido de la circulación en esa avenida, estaban ocupados por sendos turismos el derecho y el central. Quedaba libre el izquierdo, el más lejano a la acera y más cercano a la mediana de separación de carriles. A lo lejos, un coche patrulla con las sirenas lanzadestellos azules encendidas, encaraba la calle "a gran velocidad", según señalaron testigos del accidente. Algunos hablaron incluso de que el vehículo superaba "los 110 kilómetros por hora" en una vía donde no se puede circular a más de 50.

El teléfono móvil

Los testigos explicaron que el policía que iba al volante, al ver que el semáforo estaba en rojo y que tenía libre el carril izquierdo, encendió las sirenas, pero la joven no las oyó al estar hablando por su teléfono móvil. Cuando a la chica le quedaba menos de un metro para llegar a la mediana, el coche patrulla, un Citroën Xsara Picasso, la arrolló. La brutalidad del choque hizo que la niña saliera despedida unos 20 metros y quedara malherida, tendida en el suelo. Los ocupantes de los vehículos que estaban parados en el semáforo se bajaron de sus coches y recriminaron a la policía la velocidad a la que circulaba.

"El policía que iba de copiloto sólo ha dicho que iban tan rápido porque tenían que atender un aviso de violación", señaló David de Juan, un joven que vio todo el accidente. "Ha sido impresionante. La chica ha volado por el aire y ha caído medio destrozada. Cuando me he acercado he visto que tenía uno de los brazos como desencajado y las costillas se le marcaban perfectamente en el costado que ha recibido el golpe", añadió De Juan.

Al lugar del accidente se trasladaron tres dotaciones del Samur-Protección Civil, cuyos facultativos estabilizaron a la muchacha y la trasladaron con pronóstico muy grave al hospital infantil Niño Jesús. Sufría un fortísimo golpe en la cabeza, además de fracturas y contusiones por todo el cuerpo, según Emergencias Madrid. A última hora de ayer estaba a la espera de ser intervenida quirúrgicamente.

La Unidad de Investigación de Accidentes de la Policía Municipal se afanaba anoche en localizar a los familiares de la niña. Ésta no llevaba documentación encima, aunque la policía calcula que tiene unos 15 años. El coche patrulla quedó visiblemente dañado, con el parabrisas hecho añicos y el capó abollado.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 28 de junio de 2004