Sevilla anuncia el desbloqueo de las transferencias al País Vasco

El ministro quiere ampliar los límites marcados por el Gobierno del PP

El ministro de Administraciones Públicas, Jordi Sevilla, anunció ayer su voluntad de reabrir el proceso de negociación de traspasos con el País Vasco y romper la situación de bloqueo existente con el Gobierno del PP. Sevilla precisó que recuperará el informe Zubia, elaborado por el Ejecutivo vasco en 1993, en el que reclamaba 37 traspasos y del que el PP sólo estaba dispuesto a ceder siete, para estudiar todas sus potencialidades.

Más información
Maragall y Chaves apuestan por "tirar carro" en la reforma del Estado de las Autonomías

La pretensión del Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero es convocar la comisión mixta de traspasos Ejecutivo central-vasco para proceder a transferir al País Vasco un primer paquete de competencias pendientes antes de agosto, que también se ampliaría a Andalucía, Cataluña y Galicia. En este primer paquete entrarían traspasos poco conflictivos, como el Instituto Social de la Marina. Pero el Ministerio de Administraciones Públicas tiene también la intención de expurgar las posibilidades del llamado informe Zubia, que tomó el nombre del consejero de Presidencia del Gobierno vasco que lo elaboró en 1993, para conformar un segundo paquete más amplio justo para después del verano.

El informe Zubia reclamaba 55 competencias al Gobierno central de las que 18 fueron traspasadas al País vasco en 13 años. El Gobierno de Aznar, en su última evaluación, señaló que sólo estaría dispuesto a ceder siete de las 37 pendientes.

El ministro Sevilla hizo este anuncio ayer después de entrevistarse en el ministerio, durante hora y media, con el secretario general del Partido Socialista de Euskadi (PSE), Patxi López. Sevilla dijo, en presencia de López, que compartían la preocupación porque "el Gobierno de Ibarretxe se quede fuera del tren de modernización de las estructuras territoriales" que proyecta Zapatero, en alusión a que existe una alternativa al plan Ibarretxe: un amplio desarrollo del Estatuto de Gernika. Además del trabajo del Ministerio de Administraciones Públicas, el PSE ha encargado al ex dirigente del PNV y ex presidente de la Diputación de Alava, Emilio Guevara, un informe para evaluar todas las posibilidades del Estatuto de Gernika.

El secretario general del PSE pidió también al ministro que rebaje en lo posible la tensión entre ambas Administraciones y que reduzca los recursos a las decisiones del Gobierno vasco a los "casos extremos" cuando "haya quedado demostrado el fracaso de la política de diálogo".

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

López, con la entrevista celebrada con el ministro, pretende hacer valer el papel del PSE como partido mediador con la sociedad vasca y no limitar las relaciones con el Gobierno central sólo al Ejecutivo de Ibarretxe. Esta actitud, inédita en el PSE, que siempre ha limitado al Gobierno vasco la interlocución con el Ejecutivo central, provocó ayer el malestar del PNV, cuyo presidente vizcaíno, Iñigo Urkullu, acusó al dirigente socialista vasco de "deslealtad institucional".

López le quitó importancia y calificó esta declaración de "ataque de celos". "Veo que el PNV usa dos varas de medir. Cuando el PNV es el conseguidor todo es magnífico, pero si es el PSE es una deslealtad".

El ministro de Administraciones Públicas, Jordi Sevilla, y el secretario general del PSE, Patxi López, en Madrid.
El ministro de Administraciones Públicas, Jordi Sevilla, y el secretario general del PSE, Patxi López, en Madrid.EFE

Regístrate gratis para seguir leyendo

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS