Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Irán da marcha atrás en su amenaza de enriquecer uranio

El régimen de Teherán denuncia presiones de Washington en Naciones Unidas

Irán dio ayer marcha atrás en su amenaza de volver a enriquecer uranio -paso previo a la fabricación de armas nucleares-, si bien dijo que no lo hará "de momento". En Teherán ha causado un fuerte malestar la nueva resolución del Organismo Internacional para la Energía Atómica (OIEA), adoptada el jueves por presiones de EE UU, que critica los esfuerzos de cooperación iraníes.

El secretario general del Consejo Supremo de Seguridad Nacional (CSSN), Hasan Rohani, fue quien primero dijo ayer que "en los próximos días", Irán decidiría sobre la suspensión del enriquecimiento de uranio, medida adoptada de forma voluntaria para estrechar la cooperación con el OIEA. Horas después, sin embargo, el mismo Rohani declaraba a la agencia oficial Irna que Irán "no tiene intención de proceder al enriquecimiento de uranio de momento".

Rohani consideró que la última resolución adoptada por la Junta de Gobernadores del OIEA "reconoce que Irán no ha ocultado nada y ha actuado con transparencia" respecto a la cooperación con los inspectores internacionales. Por ello, lamento que el OIEA no diera por cerrada la cuestión nuclear iraní, como pretendían todos sus miembros "con excepción de Estados Unidos", país que acusa a Teherán de intentar desarrollar armas de destrucción masiva.

"Los europeos [Francia, Alemania y Reino Unido] se comprometieron el pasado octubre a actuar para cerrar en junio la cuestión del programa nuclear iraní. Entonces nos comprometimos a suspender el enriquecimiento de uranio de forma voluntaria", subrayó Rohani, que acusó a Europa de no cumplir "su promesa".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 20 de junio de 2004