Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Las obras en las líneas 2 y 3 dejarán a 365.000 usuarios tres meses sin metro

La EMT pondrá autobuses gratuitos mientras esté suspendido el servicio

Metro de Madrid cerrará mañana el servicio de la línea 3, que va desde Legazpi hasta Moncloa, y parte de la línea 2, de Puerta del Sol a Cuatro Caminos, para ampliar y remodelar las estaciones. Para paliar los perjuicios de esta suspensión del servicio, el Consorcio de Transportes pondrá autobuses gratuitos que discurrirán por la zonas en las que operan estas líneas. El corte durará hasta la segunda quincena de septiembre. Cada día viajan por la línea 3 un promedio de 265.000 usuarios, mientras que otros 100.000 emplean el tramo de la línea 2 que será cortado.

Fue una promesa electoral de Alberto Ruiz-Gallardón cuando hizo campaña para ser alcalde de Madrid, pero es un proyecto que financiará el Consorcio de Transportes, es decir, que será pagado con la ayuda del Gobierno regional, presidido por Esperanza Aguirre. El cierre de la línea 3 -Legazpi-Moncloa- tiene el objetivo de poder ampliar la longitud de los andenes de las estaciones de este trayecto -pasarán de 60 metros a 90 metros- y modernizar sus instalaciones. De esta manera se podrán incorporar los nuevos trenes, que son más largos y tienen más capacidad. Con estos nuevos vagones, según fuentes del consorcio, se "duplicará" la capacidad de esta línea. Cada día laborable emplean la línea 3 una media de 265.000 usuarios. El coste de esta remodelación asciende a 258 millones de euros.

"Los trabajos en la línea 3 van a durar dos años ", explica Juan Pablo Alonso, director de arquitectura de obra civil y patrimonio de Metro. "Necesitamos modificar las estructuras de este tramo, que data de los años veinte. No son trabajos que puedan realizarse durante la noche, como se hace en otras ocasiones", añade. Durante estos tres meses en que durará el cierre, según explica Alonso, serán colocadas protecciones metálicas en los túneles para permitir proseguir luego la obra con el servicio de metro ya restablecido.

El plan de remodelación de la línea 3 afecta a todas las estaciones comprendidas entre las de Argüelles y Delicias, ya que la de Moncloa quedará integrada en el intercambiador de autobuses, y la de Legazpi está integrada en la futura ampliación que realizará la Comunidad de Madrid en la línea 3 en dirección hacia Villaverde.

Por tramos, en Argüelles se prolongará el vestíbulo de la calle Altamirano y se colocarán ascensores. En total se instalarán 30 en todas las estaciones para que la línea quede así adaptada a personas con movilidad reducida. En Ventura Rodríguez se hará un vestíbulo más amplio. La estación de Plaza de España crece en dirección a Ventura Rodríguez y en ella también se instalarán ascensores. Ya en Callao, se ampliará la estación, será construido un nuevo vestíbulo en la calle de Jacometrezo y se realizará una nueva conexión entre la línea 3 y la línea 5, dotadas de escaleras mecánicas y ascensores. En la Puerta del Sol la estación crece hacia Callao y se abre un nuevo vestíbulo con acceso directo desde la calle de Preciados y conexiones directas con las líneas 2 y 3 del suburbano.

Ya en Lavapiés, la línea 3 amplía el vestíbulo y la longitud de la estación, pero es en Embajadores donde la obra crece, debido a una ampliación que consistirá en construir dos nuevos vestíbulos compatibles con Renfe, de tal manera que se facilite el intercambio.

En Palos de la Frontera, además de hacerse una nueva estación, se construirá una subestación eléctrica, necesaria para dar más capacidad y potencia a la línea y para que los trenes puedan manejarse a mayor velocidad. Por último, en Delicias se hará un nuevo vestíbulo y se instalarán escaleras mecánicas.

Las obras en la línea 2 del metro consisten fundamentalmente en reforzar el túnel que une la Puerta del Sol con Cuatro Caminos. Para ello, también se cortará el servicio entre ambos puntos, pero no así en el tramo comprendido entre la Puerta del Sol y Ventas, que se mantendrá operativo, según informó el Consorcio de Transportes.

Servicio gratuito

Para paliar las molestias que estas suspensiones van a producir a los usuarios, el consorcio pone en servicio dos líneas especiales de la EMT, gratuitas para todos los usuarios y sin necesidad de tener que mostrar ningún billete de metro. La primera de las líneas será la E-1, que cubrirá desde la plaza de Legazpi a Argüelles, con el siguiente recorrido: plaza de Legazpi, Palos de la Frontera, calle de Embajadores, ronda de Toledo, puerta de Toledo, Gran Vía de San Francisco, calle de Bailén, plaza de España, Princesa y Alberto Aguilera.

La segunda línea -E-2- cubrirá el tramo plaza de Callao-Argüelles, con el siguiente itinerario: plaza de Callao, Gran Vía, San Bernardo, Alberto Aguilera, calle Serrano Jover y Princesa.

Según el Consorcio de Transportes, los usuarios afectados pueden usar los servicios regulares existentes, que son: entre Moncloa y Argüelles, la línea 6 de metro; entre Cuatro Caminos y San Bernardo, la línea 1, que cuenta con estaciones muy próximas a las de la línea 2, y varias líneas de EMT que sirven a los itinerarios suspendidos y que prestan servicio por las calles próximas. Además, el consorcio va a reforzar el servicio en las líneas 1, 4, 5, 6 y 10 del metro.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 18 de junio de 2004