Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un investigador saca a la luz las memorias de un guerrillero antifranquista

Sánchez Tostado rastrea la actividad de Expósito en Sierra Morena

El escritor e investigador jiennense Luis Miguel Sánchez Tostado presentó ayer en Andujar (Jaén) el libro Vivir para contarlo. El drama de la guerrilla antifranquista en Sierra Morena, que recoge las memorias y la biografía de Francisco Expósito Prieto, El Gafas, considerado uno de los guerrilleros más combativos de España y que saca a la luz importantes revelaciones sobre la lucha en la época posterior al franquismo en los montes andaluces.

El libro, editado por la Diputación de Jaén y la Caja de Jaén, incluye el censo de represaliados políticos en la comarca de Andujar. Con esta publicación, Sánchez Tostado inicia la colección bibliográfica Memoria Histórica, basada en trabajos inéditos de investigación sobre la guerra civil y la dictadura franquista y su impacto en la provincia de Jaén.

El escritor jiennense, diplomado superior en Criminología por la Universidad Complutense de Madrid, es autor, además, de numerosos ensayos y trabajos de investigación y de otros siete libros, entre los que destacan Los Maquis en Sierra Mágina, La guerra no acabó en el 39 y Crónicas del crimen.

Sierra Morena acogió durante los años de posguerra a un gran número de huidos, emboscados y guerrilleros que encontraron en su vasto despoblado un lugar idóneo donde asentar las bases de una resistencia armada que plantó cara al régimen franquista. La envergadura de este fenómeno fue de tal calibre que hasta la Guardia Civil ha reconocido en sus estadísticas que dio muerte a 5.560 guerrilleros y haber encarcelado a 20.000 personas entre 1943 y 1950.

Esta frenética actividad se debió en parte a la labor del iliturgitano Francisco Expósito Prieto, El Gafas, jefe de la 21 División de Guerrilleros y que, a juicio de Sánchez Tostado, fue "un auténtico cerebro político, un revulsivo en la lucha armada antifranquista durante los años cuarenta".

Toma de aldeas

El Gafas organizó ofensivas contra polvorines, tomó aldeas, dio mítines y creó un periódico clandestino, además de salir indemne de multitud de emboscadas. A pesar de todo, Sánchez Tostado asegura que El Gafas ha sido durante muchos años un gran desconocido, en parte porque la Guardia Civil lo dio por muerto, erróneamente, en 1948. Pero Francisco Expósito no murió, sino que alcanzó el exilio francés falleciendo el 9 de abril de 1998 en Clermont-Ferrand a los 78 años.

El escritor jiennense se desplazó a Francia para recuperar sus memorias y completar la biografía de El Gafas. Habló con familiares, amigos y visitó numerosos archivos de París, Madrid, Granada, Ciudad Real y numerosos municipios de Sierra Morena. Para Sánchez Tostado, el libro "no es un tratado sobre el movimiento guerrillero, sino un testimonio único, espectacular y sorprendente de uno de los guerrilleros antifranquistas más experimentados y combativos de España y los insondables dramas de una población que sufrió los rigores de una de las represiones más crueles de la historia".

Por su parte, el presidente de la Diputación de Jaén, Felipe López, destaca que este documento "no sólo es una exigencia de la memoria histórica, sino una razón de justicia con la acción de aquellas personas que pusieron en la balanza su destino cuando no la propia vida".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 11 de junio de 2004