Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
LA INVESTIGACIÓN DEL 11-M

El Gobierno pedirá el viernes a Italia la extradición de El Egipcio, instada por el juez

Tres de los imputados le conocían y sabían que viajó a Francia antes de ir a Milán

El Gobierno solicitará el viernes a Italia la extradición de Rabei Osman el Sayed, Mohamed el Egipcio, según anunció ayer el ministro del Interior, José Antonio Alonso, a la vista de la petición de entrega del juez de la Audiencia Nacional Juan del Olmo, que ha imputado al detenido los atentados del 11-M. Del Olmo atribuye al reclamado "el liderazgo" del grupo de seguidores árabes que cometió los atentados, "todos ellos partidarios de la yihad (guerra santa) y de Osama Bin Laden". En Italia, los fiscales de Milán creen que El Egipcio tenía en su punto de mira el metro de París.

El juez instructor de los atentados del 11-M, Juan del Olmo, señala en la orden de detención europea emitida el pasado día 7 que Rabei Osman el Sayed, arrestado el martes en Milán, "consiguió hacerse con el liderazgo" del grupo que perpetró los atentados 11-M, entre los que destacaban Serhane Ben Abdelmajib Fakhet, El Tunecino -uno de los suicidas de Leganés-, Fouad el Morabit Amghar, Basel Ghalyoun y Khaled Zeimi Parto, este último en libertad provisional.

Según la orden de detención internacional, "los tres imputados vivos reconocen a Rabei Osman como conocido de ellos en su estancia en Madrid" y mantenían con él "vínculos de amistad". Alguno de ellos llegó a señalar que se trasladó de España a Francia para finalmente residir en Italia, lo que para el juez es "expresivo de su nivel de relación".

Uno de los testigos de la causa ha identificado a Mohamed el Egipcio en un reconocimiento fotográfico como una de las personas que se encontraba, antes de 11 de marzo de 2004, en la finca cercana a Morata de Tajuña donde se confeccionaron los artefactos explosivos.

El juez Del Olmo cursó una comisión rogatoria a Milán para solicitar todo lo relacionado con los intentos de llamadas realizadas desde un número de teléfono de Italia a teléfonos españoles, especialmente a un número de móvil. El juez español pidió la remisión de todas las conversaciones, tanto telefónicas como ambientales, entre Mohamed el Egipcio y cualquier interlocutor, en las que se mencionase cualquier indicación sobre los atentados del 11-M.

La orden de detención internacional cursada por el juez menciona como delitos más graves los de asesinatos y estragos terroristas.

Según la prensa italiana, el atentado de Madrid fue un proyecto de Mohamed el Egipcio, en el que trabajó durante dos años y medio. Los autores, sobre todo los que se suicidaron, son sus mejores amigos. En ese sentido, fuentes jurídicas indicaron que hay que tratar el contenido de las conversaciones con la mayor prudencia, ya que se han producido en árabe y los distintos dialectos pueden modificar el mensaje. Por eso, la policía española ha cotejado con sus intérpretes la traducción realizada por las autoridades italianas.

Extradición

La reclamación de Mohamed el Egipcio debe hacerse por el trámite de extradición, ya que la euroorden no tiene aún vigencia en Italia. La solicitud de entrega ya ha sido cursada por el Juzgado Central de Instrucción número 6 y el viernes se acordará por el Consejo de Ministros, según anticipó el ministro del Interior, José Antonio Alonso. El procedimiento de extradición es más lento que la entrega directa derivada de una euroorden.

Alonso calificó a Osman el Sayed como "una pieza clave en la preparación y organización de los atentados terroristas del 11 de marzo". Según el titular de Interior, la detención de Mohamed el Egipcio permitirá conocer las "ramificaciones" de la red terrorista Al Qaeda en España y el resto de países de la Unión Europea.

De hecho, Alonso adjudicó una importancia "altísima" a Rabei Osman en la estructura europea de la red terrorista que dirige Osama Bin Laden.

El ministro del Interior explicó que la investigación sigue abierta y no descartó nuevas detenciones, aunque alertó sobre la estructura "extraordinariamente difusa" del entramado terrorista de Al Qaeda.

A su vez, el ministro de Justicia, Juan Fernando López Aguilar, indicó ayer en Córdoba que el Gobierno está activando "la cooperación de inteligencia, operativa, judicial y policial internacional, especialmente en el seno de la Unión Europea, resultado de la cual ha sido la detención en Italia del responsable intelectual de los atentados".

Botella: "Era mentira"

Sin embargo, Ana Botella, concejal del Ayuntamiento de Madrid, esposa del ex presidente del Gobierno José María Aznar, aseguró que las conversaciones de Mohamed el Egipcio en las que indica que los atentados de Madrid se prepararon dos años y medio antes "demuestran", en su opinión, que "tratar de relacionar el atentado con la posición española en el conflicto de Irak era, al menos, mentira".

Preguntada al respecto en un encuentro con los medios convocado para hacer balance de su primer año como concejal madrileña de Empleo, Botella opinó que las conversaciones de Osman el Sayed "parece que van a echar por tierra una de las hipótesis barajadas en los días posteriores al 11 de marzo". "Parece que el atentado estaba siendo preparado desde hace dos años y medio, lo que demuestra que el terrorismo es un problema que nos afecta a todos y no hay que buscar la causa. Tratar de relacionar el atentado con la posición española en el conflicto de Irak era, al menos, mentira", manifestó.

A su vez, el ex ministro del Interior Ángel Acebes afirmó que las conversaciones de El Egipcio demuestran el "error" de quien "busque una justificación a una acción criminal y terrorista". El ahora secretario general adjunto del PP subrayó que el "único objetivo" de los terroristas es "destruir el modelo de convivencia democrático, los derechos y las libertades".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 10 de junio de 2004