Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
LA INVESTIGACIÓN DEL 11-M

El 'cerebro' del 11-M afirmó que el ataque fue "una lección para que Europa se aleje de EE UU"

Mohamed El Egipcio elogió a Zapatero "por valorar a los árabes" en una llamada interceptada por la policía italiana

Rabei Osman el Sayed, Mohamed el Egipcio, considerado por el juez Del Olmo como el líder del grupo terrorista responsable de los atentados del 11 de marzo en Madrid, fue detenido en Milán el pasado 7 de junio. Dos días antes, la policía italiana interceptó una llamada telefónica en la que afirmaba que "Madrid es una lección para Europa, que se tiene que alejar de EE UU", y elogiaba al presidente del Gobierno español, José Luis Rodríguez Zapatero, "por valorar a los árabes".

La policía interceptó el 5 de junio una llamada de El Egipcio a dos de sus discípulos, Yahya —arrestado con él— y Mahmoud, un egipcio que había llegado a Milán en busca de trabajo y que no compartía su opinión, a tenor de la conversación. El presunto terrorista deseaba además que se produjera un atentado similar en Italia para que el presidente del Gobierno, Silvio Berlusconi, "un dictador", tuviera "el mismo final que el de Aznar" por seguir "al perro americano", en referencia al presidente de Estados Unidos, George W. Bush.

El Gobierno ha solicitado a Italia la extradición de Rabei Osman el Sayed, a la vista de la petición de entrega del juez de la Audiencia Nacional Juan del Olmo, que ha imputado al detenido los atentados del 11-M. El magistrado atribuye al reclamado "el liderazgo" del grupo de seguidores árabes que cometió los atentados, "todos ellos partidarios de la yihad (guerra santa) y de Osama Bin Laden". En Italia, los fiscales de Milán creen que El Egipcio tenía en su punto de mira el metro de París.