Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Apuntes

A la caza del impresor perdido

El trabajo desarrollado por la Facultad de Filologia, ha hecho a buena parte de sus profesores imprescindibles en algunos proyectos de carácter divulgativo. Canet señala que la Real Academia Española de la Lengua ha sido una de las instituciones que más ha contado con sus conocimientos. Desde hace más de cinco años diez miembros del departamento de Filología Hispánica trabaja a tiempo completo en el proyecto Corde (Corpus diacrónico del español), o lo que es lo mismo, en la elaboración de un diccionario histórico electrónico de la lengua que puede consultarse en la página de la RAE. Pero una de las empresas que parece entusiasmar más al profesor Canet es la futura creación de una base de datos tipobibliográficos en la que se analizarán todos los tipos y filigranas de los talleres de impresores valencianos en el período comprendido entre 1477 y 1600. "Entre las muchas utilidades", explica, "esta base nos servirá para reconocer cualquier libro impreso en Valencia durante este periodo tenga o no tenga marca de imprenta".

El departamento trabaja en multitud de proyectos: Inventaría un índice general de autores y obras dramáticas valencianas, tiene muy avanzado el diccionario biográfico de actores del teatro clásico español, se emplea en la codificación gramatical del español desde el Renacimiento hasta las primeras décadas del siglo XIX, elabora un manual de norma y uso del castellano para los profesionales de los medios de comunicación o se ocupa de analizar la imagen de la mujer española en la historia y la literatura.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 7 de junio de 2004