Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:

Un 'villano' de las películas del Oeste

El festival Almería en Corto rinde tributo al actor Lee Van Cleef con la edición de un libro que recorre su vida y filmografía

Mirada penetrante, presencia escénica y actor enigmático. Lee Van Cleef, conocido como el villano malvado de las películas del Oeste, ha pasado a la historia del cine merced a las películas que rodó, precisamente, en Almería. Su papel en La muerte tenía un precio (1965), dirigida por Sergio Leone, lo encumbró como mito del cine en sus papeles de antagonista. Almería le debía un homenaje y por ello el especialista cinematográfico Phillippe Rège ha escrito Lee Van Cleef. Soledad y muerte, que ha sido editado por la Diputación de Almería.

Lee Van Cleef. Soledad y muerte es la publicación oficial del tercer Festival Internacional de Cortometrajes Almería en Corto que se clausuró el pasado sábado. El actor norteamericano John Phillip Law, que trabajó con Van Cleef, y el historiador cinematográfico especializado en western Carlos Aguilar, hicieron de maestros de ceremonia al presentar y justificar la edición de un libro sobre el legendario actor. "Yo creo, y nadie me lo puede discutir, que Almería debía un homenaje a Lee Van Cleef. Es un actor de culto y lo es por el cine hecho en Almería", expuso Aguilar.

Rège desgrana en casi 100 páginas los episodios profesionales más importantes de Lee Van Cleef, sobre todo los vividos en España y Almería de la mano de Leone, su gran descubridor. "Los problemas que Lee Van Cleef tenía con el alcohol más el accidente de tráfico que sufrió lo fueron relegando como actor. Cuando tenía 40 años Leone lo llama para que fuera coprotagonista de La muerte tenía un precio, y la película le convierte en una estrella", señaló Aguilar. La muerte tenía un precio marcó un antes y un después tanto para la provincia de Almería -los rodajes se multiplicaron de manera asombrosa- como para el propio Van Cleef, que resurgió como estrella.

De manera que el actor rodó en Almería sin parar desde 1965 hasta 1974 y estableció lazos muy fuertes entre los profesionales del mundillo en la provincia. John Phillip Law, compañero de rodaje de Van Cleef en De hombre a hombre (1968), recordó su relación de estrecha amistad con el desaparecido actor. "Era un tipo fantástico. Nos hicimos muy amigos. Me enseñó trucos de otros actores con los que había trabajado en el pasado como John Wayne. Él fue siempre muy generoso y hay pocos actores como él, que no se creían estrellas", confesó Law.

Lee Van Cleef. Soledad y muerte establece un triángulo fundamental entre el actor, el paisaje almeriense y Leone que cubre un hueco importante en la bibliografía cinematográfica. Rège y otros colaboradores del libro ensalzan el acierto del cineasta italiano para el casting y también el del propio Cleef a la hora de interpretar Solo ante el peligro en 1952. "Cabe preguntarse qué habría sido de la carrera de Lee Van Cleef si en Solo ante el peligro hubiera desempeñado el papel que personificó Lloyd Bridges, de mayor espesura psicológica, y no el de Jack Colby, que le encasillara en rufianes de baja estofa. Van Cleef, al menos, siempre achacó su especialización a este principio profesional", destaca Rège en su publicación.

Con la edición de este libro Almería ha demostrado hacia el desaparecido Lee Van Cleef el mismo respeto que hacia otros actores como Clint Eastwood, quien emprendió una brillante carrera como actor y director tras separarse de Leone.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 7 de junio de 2004