Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El diseñador Pepe Gimeno revisa en el IVAM la poética de la materia

El Institut Valencià d'Art Modern (IVAM) inauguró ayer la exposición Pepe Gimeno. Grafía callada, en la que el diseñador valenciano se adentra en el proceso de construcción del libro con el fin de "descubrir la poética de la materia y las formas", así como explorar "el ámbito confuso e interesante de lo que es arte y lo que es diseño", según señaló el propio creador. Pepe Gimeno (Castellar, Valencia, 1951) propone en la muestra, que se complementa con una publicación con textos de Kosme de Barañano, Matthias Bdrmann, Jaime Siles y Joan Cerveró, la construcción de un libro "sin significado, en el que sólo interesa su estructura y su ritmo".

El proyecto reivindica la figura del diseñador gráfico como "un secuenciador, categorizador y racionalizador de la información" y, en este sentido, ofrece una vertiente "muy didáctica". Para conformar este "volumen sin texto" el diseñador ha optado por "huir de la tecnología y lo sofisticado" y convertir los materiales de desecho en elementos artísticos. Así, para las 26 piezas organizadas en forma de libro ha empleado piedras, ramas, conchas, plásticos, colillas, cristales rotos, pedazos de caucho, madera o tapones de botellas "encontrados en las playas de Oliva y recogidos, limpiados y tratados" por el artista, explicó el comisario de la exposición, Joan Ramon Escrivà.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 4 de junio de 2004