El centro del 27 rescata la faceta pictórica del poeta Pérez Estrada

El Centro Cultural de la Generación del 27 ha rescatado la faceta menos conocida del poeta Rafael Pérez Estrada, la pictórica, en una exposición que se inaugura hoy en Málaga. La muestra tiene 60 cuadros de distintas épocas y están acompañados de objetos personales del escritor, que fammeció en mayo de 2000.

Se trata de obras poco difundidas al haber sido regaladas por el poeta a sus familiares y amigos. Recogen muchas de las obsesiones que plasmó tanto en sus textos como en su creación plástica Pérez Estrada. Hay cuadros de la serie dedicada a los caballos (Caballo con prótesis, 1996) o a los obispos (El obispo centauro, 1995), una autoridad religiosa que atrajo al artista "por sus ropajes, su báculo y su mitra", explicó ayer su hermano Esteban.

Pérez Estrada, un gran aficionado a la imaginería, creó toda una iconografía religiosa propia, impregnada del humor que le caracterizaba en los textos que acompañan a los dibujos.

A esta temática pertenecen la Piadosa y veraz imagen de San Sebastián en su advocación del Riñón Doloroso (1982) o la Verdadera imagen andaluza de Nuestra Señora del Riñón Dolorido (1983), creadas ambas cuando acababa de superar un cólico nefrítico por el que tuvo que ser operado, como recordó su hermano. También están expuestas la Virgen del Abc, que lee recostada ese periódico, o la Vera Imagen de Nuestra Señora de la Plancha, que se venera en el oratorio de la niña Fila Cornejo (su cuñada).

* Este artículo apareció en la edición impresa del jueves, 03 de junio de 2004.