Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El fiscal Mena también critica los abusos en denuncias por maltrato

El fiscal jefe de Cataluña, José María Mena, salió ayer en defensa de la juez decana de Barcelona, Maria Sanahuja, que la semana pasada alertó del posible abuso en las denuncias sobre violencia doméstica y de su utilización en los procesos de separación. Mena calificó esas declaraciones de "acertadas y necesarias" y precisó que expresan "la opinión mayoritaria de jueces y fiscales en los casos de malos tratos".

Las declaraciones de la decana Maria Sanahuja fueron replicadas por las asociaciones de mujeres y por la presidenta del Observatorio contra la Violencia Doméstica del Consejo General del Poder Judicial, Montserrat Comas. Una portavoz de Jueces para la Democracia, asociación progresista a la que pertenece la decana, también censuró aquellas consideraciones, si bien los jueces de instrucción de Madrid coincidieron con la decana en que se había advertido un uso indebido de peticiones de medidas de protección frente al maltrato. La secretaria general para las Políticas de Igualdad, Soledad Murillo, también rechazó el planteamiento de Sanahuja.

Ayer, a la salida de una entrevista con la decana, el fiscal José María Mena, uno de los fiscales más veteranos que hay en España y de una dilatada trayectoria progresista, advirtió: "Tenemos que tener cuidado en no polemizar innecesariamente y centrarnos en actuar con mayor celeridad y cautela en los casos de violencia doméstica". Al ser preguntado sobre las declaraciones realizadas por Montserrat Comas, el fiscal jefe de Cataluña afirmó: "Es razonable que tenga una visión particularmente aguda del tema dado el cargo que ocupa". Comas aseguró el pasado viernes que no existían datos objetivos ni estudios fiables para ratificar la versión de la decana de Barcelona de que se estaban produciendo denuncias falsas.

Sin embargo, el fiscal Mena declaró ayer: "La juez decana tiene razón cuando dice lo que dice. Los recursos judiciales son escasos y hay que usarlos con mayor precisión porque un uso inadecuado de las denuncias es injusto y especialmente negativo para las mujeres maltratadas". Por ese motivo, el fiscal jefe de Cataluña admitió sin reparos: "Da la impresión que las declaraciones que hizo la decana no eran políticamente correctas, pero son fruto de su experiencia profesional y expresa la opinión mayoritaria de jueces y fiscales en los casos de malos tratos".

En este sentido, Mena recordó que Sanahuja, cuando era magistrada de instrucción en Cornellà (Barcelona), hace ya algunos años, y todavía no se había modificado el Código Penal para combatir más decididamente la violencia doméstica, "ya metió en la cárcel a más de tres o cuatro hombres acusados de malos tratos sin que la ley la obligase a actuar así".

El fiscal jefe de Cataluña añadió que "existen muy pocos casos de denuncias falsas, pero los hay. Nadie habla de la cantidad, pero si de 50 denuncias hay 5 que no debieran haberse presentado, eso genera problemas".

Mena coincidió con la decana en que esos casos de denuncias falsas son aprovechados en ocasiones para obtener "ventajas procesales" en los pleitos de separación. "Injustamente, pero somos seres humanos, y esta realidad existe", añadió.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 3 de junio de 2004