Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Bono renuncia a su condecoración militar para zanjar las críticas de la oposición

El ministro de Defensa afirma que el Gobierno "no tiene los oídos tapados a la sociedad"

El ministro de Defensa, José Bono, ha decidido cortar por lo sano la polémica abierta por la Gran Cruz del Mérito Militar, con distintivo blanco, que le otorgó el pasado viernes el Consejo de Ministros. Bono difundió ayer por la mañana una nota, en forma de carta abierta al presidente del Gobierno, en la que le agradecía tanto la concesión de la medalla "como la comprensión e inteligencia de haber aceptado mi renuncia a la misma". El secretario general del PP, Mariano Rajoy, le pidió el martes que devolviera la condecoración "porque no tiene aún méritos suficientes".

La condecoración otorgada al ministro de Defensa, sólo un mes después de llegar al cargo, se había convertido en un flanco débil del Gobierno en plena campaña electoral. El PP no estaba dispuesto a abandonar la presa. Mariano Rajoy lo demostró el martes por la noche, cuando en un mitin en Logroño aludió a este asunto por segundo día consecutivo y anunció su propósito de preguntar en el Congreso al propio jefe del Gobierno.

Ayer por la mañana, tras hablar con José Luis Rodríguez Zapatero, Bono anunció su renuncia. "Cualquiera que sea la intención de las críticas recibidas", afirmó en una nota, "el presidente y el ministro de Defensa no tenemos los oídos tapados, sino bien atentos a la sociedad. Creemos que una rectificación en asunto de tan limitada trascendencia", agregó, hablando en nombre de ambos, "contribuirá a poner de manifiesto lo que es verdaderamente importante: el repliegue de las tropas españolas de Irak".

Retirada de Irak

Por la tarde, en el Congreso, la diputada del PP Ana Torme, tras pedirle "prudencia y discreción" en sus declaraciones públicas sobre el CNI, aprovechó para espetarle: "No sé si estas cualidades serán suficientes para obtener otra medalla".

"La principal condecoración es la que me dan los ciudadanos con su afecto y confianza", le replicó Bono. "Hay una a la que no voy a renunciar: haber sido, con el presidente del Gobierno, responsable de que vuelvan las tropas que ustedes enviaron y no debieron haber ido nunca" a Irak, concluyó.

Durante una conferencia de prensa conjunta con el presidente sirio, Bachar el Asad, Rodríguez Zapatero elogió la "sensibilidad" de Bono al renunciar a la medalla. En su opinión, el ministro de Defensa demostró "una gran eficacia" en el repliegue de las tropas españolas de Irak "y ahora ha demostrado mucha sensibilidad" al renunciar a la condecoración.

El presidente se mostró dispuesto a analizar en el futuro los requisitos para otorgar medallas y recordó que el Gobierno socialista ha condecorado a numerosos altos cargos del anterior Ejecutivo del PP. En concreto, el Consejo de Ministros del 19 de abril, primero presidido por Zapatero, condecoró a todos los ministros del último Gabinete de José María Aznar. En el Consejo de Ministros del 7 de mayo fueron condecorados 49 ex altos cargos, en su mayoría secretarios de Estado.

"Me parece bien que haya renunciado", afirmó Rajoy tras conocer la noticia. "Lo que parece mal es que en su momento se le hubiera dado, porque creo que no es algo sensato ni razonable, pero estas rectificaciones siempre son un hecho positivo". El anterior ministro de Defensa, Federico Trillo-Figueroa, evitó pronunciarse. "Hablando el líder de la oposición", dijo, en alusión a Rajoy, "no tengo nada que decir".

Gaspar Llamazares también consideró positiva la renuncia de Bono, "porque rectificar es de sabios cuando uno comete errores", mientras que Josep Maldonado, de CiU, calificó el asunto de "vodevil [...] de mera brillantez pectoral".

La concesión de la Gran Cruz del Mérito Militar a Bono se conoció el pasado sábado, tras la publicación del correspondiente decreto en el BOE, ya que no figuraba en la referencia oficial del Consejo de Ministros distribuida el viernes, en la que sí se incluyeron las medallas para tres generales que participaron en la misión de Irak.

La condecoración para Bono no pasó por la comisión de subsecretarios, según fuentes gubernamentales, sino que se decidió en una audiencia de éste con el presidente del Gobierno. El titular de Defensa se ausentó de la reunión del consejo mientras se trataba este asunto.

Las mismas fuentes aseguraron que la concesión se tramitó mediante un procedimiento extraordinario que permite tomar la iniciativa al propio Consejo de Ministros, sin necesidad de que el ministro de Defensa presente la correspondiente propuesta, como es preceptivo.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 3 de junio de 2004