Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Entrevista:JOSÉ MIGUEL FERNÁNDEZ URBINA | Escritor

"ETA ha pringado el País Vasco de suciedad moral"

El bobo feroz (Hiria) es la sexta novela escrita por el profesor de Historia Contemporánea de la UPV José Miguel Fernández Urbina (Bilbao, 1951). El juego de palabras del título define la personalidad del protagonista: un hombre que, gracias a parecer bobo, sobrevive como miembro de ETA y se acomoda a vivir en prisión; según se acerca el final trágico de la novela, se convierte en feroz.

Pregunta. ¿Qué impulsa a un profesor universitario a escribir novelas?

Respuesta. Ficción rima con pasión. Escribir novela es una actividad apasionante que compensa los años de trabajo y la incertidumbre sobre su publicación. La Historia es una cosa más racional y analítica, pero en mi caso deje de hacer libros de Historia a medida que fui dejando de tener un foco, que era el marxismo. Cuando el marxismo dejó de iluminarme deje de ver históricamente. Quizá como mecanismo de compensación se fue abriendo paso la novela, en la que el subconsciente juega un papel importante.

P. La novela se ambienta en el Bilbao reciente.

R. Sí, me parece un escenario idóneo para mover personajes literarios. Tiene su Bronx, su Brooklyn, su Harlem, escenarios muy diversos y muy cerca unos de otros, y una historia social y económica muy fuerte. Es una ciudad viva.

P. Y utiliza a ETA como telón de fondo de la historia.

R. El tema del declive etarra está muy presente en la vida de Bilbao, del País Vasco y de España. El mundo etarra da personajes bastante desgarramantas, bastante chapuceros. Ocurre que el miedo que infundían hizo pensar que son seres complejos, cuando son bastante simples. El tema de ETA, probablemente, sea el protagonista de la novela; su declive está encarnado en el protagonista. ETA ha pringado el País Vasco de suciedad moral, en unos casos ha sido por miedo o por cobardía, y en otros porque ha sido un estimulador de negocios sucios, de chantaje, no sólo llevado a cabo por la organización, sino por personajillos que lo han ejercido en la hostelería, en la enseñanza. ETA es hoy un problema de suciedad moral y la clave de la novela está en la conversión de los pistoleros en pícaros.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 25 de mayo de 2004