Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
SINDICATOS | LOS CAMBIOS EN LA LEY DE CALIDAD

Atención a la diversidad

Los sindicatos mayoritarios de la enseñanza -CC OO, STES y UGT- aseguran que la paralización de la Ley de Calidad que llevará a cabo el Ejecutivo socialista ha sido la mejor medida que se podía tomar en estos momentos. El secretario general de la Federación de Enseñanza de CC OO, Fernando Lezcano, lo justifica por dos motivos: "Primero, es razonable que no se desarrolle una ley que va a ser modificada, y segundo, introduce tranquilidad en los centros educativos que no sabían qué iba a ocurrir".

"Ha sido una decisión acertada y valiente. Modificar la Ley de Calidad era uno de los objetivos del PSOE. Y el Gobierno ha sido rápido y contundente en cuanto a las medidas que quería eliminar: la reválida, los itinerarios y todo lo relativo a la asignatura de religión" , añade el nuevo secretario de la Federación de Enseñanza de UGT, Carlos López Cortiñas. En cuanto a la confusión que se ha podido crear creen que se trata de un mal menor. Lo explica el portavoz de STES, Justo López Cigureda: "Es la Iglesia y las patronales a las que les interesa dar esta imagen de caos".

Los sindicatos creen que el Gobierno debería de revisar también las medidas de la Ley de Calidad que ya se han puesto en marcha este curso, pues su desarrollo no dependía del calendario de aplicación. Éstas son: los nuevos criterios de evaluación y la repetición con más de dos asignaturas; la elección del director por parte de los directores; la creación del cuerpo de catedráticos, y la reorganización de la inspección.

"Aspectos como el sistema de evaluación de los alumnos y la atención a la diversidad deben ser reflexionados con tiempo tras abrir un debate con la comunidad educativa", explica el dirigente de UGT.

López Cirugeda reclama que en la próxima reforma "el alumnado sea el centro del sistema y para ello hay que atender a la diversidad proporcionando la financiación adecuada y favoreciendo la formación del profesorado".

Y Lezcano propone que se "bucee" en las medidas que han puesto en marcha las comunidades (desdobles o grupos flexibles) a la hora de redactar la nueva reforma.

Los tres sindicatos apuestan porque los cambios normativos que se acometan sean fruto del consenso. "No es deseable que un ley del PP la sustituya otra del PSOE y entrar así en un círculo vicioso", señala Lezcano.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 17 de mayo de 2004