Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Apuntes

La Universitat pide aplazar las oposiciones

La Consejería persiste en no eximir a titulados en Filología Catalana de la prueba lingüística

Las nuevas convocatorias de oposiciones para maestros y otros cuerpos docentes, que habrían de celebrarse el 25 de junio y suponen una oferta de más de 2.000 plazas docentes, ha sido recurrida por la Universitat de València, que ha pedido, además, la suspensión cautelar del proceso.

El Sindicat de Treballadors de l'Ensenyament del País Valencià ha anunciado que también presentará un recurso contra la orden. A pesar de haberse producido tres sentencias consecutivas del Tribunal Superior de Justicia que validan la titulación de Filología Catalana para acreditar conocimientos de valenciano en las oposiciones a cuerpos docentes, la Consejería de Educación persiste en no eximir a los licenciados de esta especialidad de la prueba de valenciano para optar a una plaza docente. La última muestra de esta actitud son la convocatoria de concurso-oposición para ingreso en el cuerpo de maestros, por un lado, y los "procedimientos selectivos" para los cuerpos de Profesores de Escuelas Oficiales de Idiomas, Profesores de Música y Artes Escénicas y Profesores Técnicos de Formación Profesional, publicadas en el DOGV el pasado 8 de mayo. En esas órdenes se citan hasta 16 títulos, certificados y acreditaciones diferentes que eximen de realizar la prueba de valenciano, entre ellos el certificado "de haber superado el Ciclo Elemental de Valenciano" o la acreditación "de haber cursado y aprobado Valenciano en al menos tres cursos de entre BUP y COU". Curiosamente, las enseñanzas que llevan a la obtención de esos diplomas las suelen impartir titulados en Filología Catalana por la Universitat de València o la de Alicante, que son las dos instituciones que expiden, en el ámbito de la Comunidad Valenciana, el título superior de Filología en dicha especialidad.

Entre maestros y otros cuerpos docentes, la Consejería convoca más de 2.000 plazas

Estas nuevas convocatorias para 1.000 plazas de maestro y más de 1.000 de otros cuerpos docentes no universitarios, se produce tras haberse pronunciado el Tribunal Superior de Justicia de la Comunidad Valenciana a favor de la validez de la licenciatura de Filología Catalana para acreditar los conocimientos de valenciano en las oposiciones a cuerpos docentes. El alto tribunal no sólo resolvió en una sentencia los recursos presentados por las universidades de Valencia y de Alicante contra las órdenes de la Consejería de Cultura y Educación de 8 de mayo de 2002 por las que se convocaban oposiciones para Enseñanza Secundaria y otros cuerpos docentes no universitarios, y en las que se excluía a los licenciados en Filologia Catalana de la lista de títulos exentos de realizar la prueba de valenciano, sino que también ha emitidio otras dos sentencias en el mismo sentido respecto a los recursos presentados por Acció Cultural y por el Sindicat de Treballadors de l'Ensenyament del País Valencià.

El consejero de Cultura y Educación, Esteban González Pons, anunció, en todo caso, que recurriría a su vez, estas sentencias desfavorables a los argumentos de la Administración.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 17 de mayo de 2004