Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
OPINIÓN DEL LECTOR

Cuestión de tiempo

Entiendo que estés preocupada por los cambios. A nadie le gusta cambiar. Pero si nada hubiera cambiado todavía seguiríamos viviendo en la época feudal o, si quieres verlo más cercano, todavía estaríamos sufriendo una dictadura. Ponte a pensar que, si nada hubiera cambiado, las mujeres todavía no votaríais, ni tendríais derecho a abrir una cuenta en un banco sin la autorización de un hombre, ya fuera un padre o un cónyuge. Probablemente, no habrías podido ir a la universidad, tu hermana no se habría podido divorciar de ese ex cuñado al que tanto desprecias, tu hijo hubiera cumplido el servicio militar, o quién sabe si hubiera ido a la cárcel por desertor.

Entiendo que estés preocupada, pero no aceptaste mal aquellos cambios que te dieron más libertad como persona. Puede que yo esté equivocado, pero hay muchas personas que todavía no disfrutan de sus libertades, y quizá tus hijas sean algunas de ellas. Todos esos cambios son cuestión de tiempo.

Entiendo que estés preocupada, pero no entiendo que veas motivos para que las dos mujeres que viven en la cuarta planta no puedan adoptar un niño al que quieren, y tampoco entiendo que a la vez te opongas a que una joven decida no tener un niño tras quedarse embarazada en extrañas circunstancias.

Entiendo que estés preocupada, pero no comprendo que protestes porque hay muchos emigrantes, que digas que te dan miedo. Ellos están dispuestos a hacer el trabajo que otros con DNI no quieren, no pueden ser criminalizados solamente por no haber nacido en esta tierra, porque les falta un papel.

Todos estos cambios llegarán y probablemente muchos viviremos con ellos, y no pasará nada.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 14 de mayo de 2004