Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Dos enfermeras danesas vieron torturas de soldados británicos

Dos enfermeras danesas fueron testigos de las torturas infligidas por soldados británicos a dos iraquíes, uno de los cuales murió como consecuencia del brutal interrogatorio, anunció anoche el Ministerio danés de Defensa.

Las dos enfermeras, que trabajaron en septiembre de 2003 en un hospital de campaña británico en Basora, en el sur de Irak, fueron llamadas para vigilar el estado de salud de dos iraquíes que habían sido trasladados al centro después de haber sido expuestos a un tratamiento brutal durante un interrogatorio por una unidad británica. Uno de los iraquíes falleció a consecuencia de sus heridas, según declararon testigos.

Las dos testigos informaron en el momento de los hechos a un consejero jurídico militar danés de lo que habían visto; pero la información no llegó hasta ayer al Ministerio danés de Defensa. El ministro, Soren Gade, pidió ayer explicaciones a su Estado Mayor para saber por qué estas informaciones no fueron comunicadas inmediatamente. "El Estado Mayor de la Defensa me dijo que el consejero jurídico se dirigió nada más conocer la denuncia a las autoridades británicas de la coalición, que respondieron que el asunto ya estaba siendo investigado", dijo Gade.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 14 de mayo de 2004