Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El nuevo Gobierno de Haití da prioridad a la lucha contra la miseria

Unos 3.500 soldados de varios países patrullan el país para evitar la vuelta a las armas

La crisis haitiana forzó el exilio del ex presidente Jean Bertrand Aristide, el 29 de febrero, pero los machetazos exhibidos por las cadenas de televisión durante su desarrollo aún ocupan la retina de turistas, fundamentalmente norteamericanos, interesados en la vecina República Dominicana. Las agencias de viajes les reiteran que este país, ocupado por los haitianos entre los años 1822 y 1844, es un destino seguro.

El nuevo Gobierno de Puerto Príncipe heredó un caos generalizado y su prioridad es la de siempre: créditos y asistencia contra la miseria. "Rien a changé", resumía un periodista que ayer regresó de la ex colonia francesa, primera república negra de América. Los índices sociales cambiaron hace años, pero a peor. El promedio de vida cayó de 55 a 52 años, según Naciones Unidas, y cerca de dos millones de sus nacionales son braceros en República Dominicana o Estados Unidos.

Salió Aristide, su Administración fue barrida y quedan las seculares lacras de una nación incapaz de progresar: sólo 110.000 haitianos, de un total de ocho millones, disfrutan de un empleo formal. "El envío de tropas no es suficiente porque la raíz del problema es la pobreza y el paro", subrayó el presidente interino, Gerard Latortue, durante una petitoria gira oficial por Estados Unidos, Bruselas y Francia. El plan de reconstrucción de Haití obliga a unas inversiones anuales de 200 millones, inexistentes en su tesorería.

Cerca de 2.000 soldados norteamericanos y 1.500 franceses, canadienses o chilenos patrullan Haití para evitar que retomen las armas, o arrebatárselas, las hordas civiles de Aristide o las milicias que le combatieron, de lealtad cambiante. Además, 3.000 presos huyeron de las cárceles durante la rebelión de febrero. "Sabemos que Aristide distribuyó más de 15.000 armas en los meses previos a su partida", dijo Latortue, designado gobernante por un consejo de sabios. El Consejo de Seguridad de la ONU aprobó la semana pasada el envío de 6.700 soldados y 1.622 policías a partir de junio, cuya misión será consolidar la pacificación y ayudar al desarrollo nacional.

Dilapidación de recursos

Escarmentada por la histórica dilapidación de los recursos, la comunidad internacional duda sobre el grado de desbloqueo de fondos reclamado por Puerto Príncipe para intentar el crecimiento económico y la vertebración institucional. La Comisión Europea, que en el año 2001 suspendió su ayuda a Haití en protesta por la conculcación de las libertades, liberó 1,8 millones de euros en marzo para el suministro de alimentos y medicinas, y anunció este miércoles la entrega de otros 5,4 millones de euros en ayuda humanitaria de urgencia: tres de los ocho millones de haitianos viven de la caridad internacional.

Al tiempo, prosigue el cerco de los salvajes chimeres, creados por Aristide. Annette Auguste, conocida como hermana Anne, que los coordinó, fue arrestada hace pocos días. Todo son problemas, entre ellos el bandolerismo, los secuestros y los asesinatos.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 14 de mayo de 2004