Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La UPV abre la temática del 21% de sus cursos para atraer a un público más amplio

Los Cursos de Verano de la UPV pretenden romper la imagen de que sólo se dirigen a estudiantes, profesores y profesionales y llegar a un público más amplio. Para ello, este año dedicarán más del 21% de su programa (20 de sus 92 actividades regladas) a cuestiones más generales elegidas bajo la idea de "conocer para vivir mejor".

Bajo el lema Cursos para todos, este apartado abordará asuntos relacionados con la economía familiar, como las alternativas para invertir los ahorros o la mejor manera de comprar un piso. Tratará igualmente otros asuntos de interés como el estrés y el acosos laboral en la empresa, los aspectos psicosociales de la adopción o los hábitos de alimentación. Y se adentrará también en cuestiones más placenteras: cómo disfrutar de la música o cómo acercarse a las obras del escultor Néstor Basterretxea y del escritor Bernardo Atxaga.

"Este año teníamos una preocupación especial por configurar un programa de extensión universitaria", subrayó ayer Ricardo Echepare, director de los Cursos de Verano de la UPV. Los cursos prestarán además especial atención a otros asuntos de actualidad, como la reciente ampliación de la Unión Europea, Cataluña ante el futuro constitucional de España, los valores para la convivencia en Euskadi y la bioética desde el punto de vista de los servicios sociales.

Esta cita estival, cuyo presupuesto asciende a un total de 1.250.000 euros, se desarrollará a lo largo de diez semanas, entre el 21 de junio y el 11 de septiembre próximos, y espera recibir a más de 6.000 alumnos.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 13 de mayo de 2004