Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Airbus inicia el montaje del A-380

El Airbus A-380, con capacidad para 555 pasajeros, inició ayer la cuenta atrás con la inauguración en Toulouse de la planta de ensamblaje a la que asistieron el primer ministro francés, Jean-Pierre Raffarin, acompañado de varios ministros, embajadores y responsables de las múltiples empresas que participan en el proyecto, entre las que se encuentran varias españolas como Aries, Composystem, Gamesa, Masa y Salesa. En el complejo industrial Jean Luc Lagardere se montará a partir de hoy el primer modelo del A-380-800, con el que se realizarán pruebas estáticas durante este año. Para 2005 está prevista la producción de cuatro modelos que realizarán pruebas de vuelo, y a mediados de 2006 se entregarán los primeros aviones para uso comercial.

La cartera de pedidos actual del A-380 es de 129 unidades junto a 52 opciones de compra. El precio de catálogo se sitúa en torno a los 250 millones de dólares. El nivel de rentabilidad del proyecto se alcanzará con 250 unidades.

La participación española se basa fundamentalmente en la fibra de carbono, de la que es líder de la producción y que comparte con Alemania. Los centros de producción se encuentran en Illescas, Getafe, y Puerto Real, en Cádiz. De esta última localidad saldrá en barco el primer estabilizador horizontal con destino a Toulouse el próximo día 27. La participación industrial española se sitúa en torno al 10% y está previsto que antes de que acabe el mes se cierre el acuerdo alcanzado en enero entre EADS y el anterior Gobierno español para superar las diferencias planteadas con el reparto de las inversiones a fondo perdido por parte de la Administración española.

El éxito de Airbus con un avión de estas características con capacidad de hasta 800 pasajeros en una versión más alargada supondría la victoria definitiva frente a su gran rival, la norteamericana Boeing, a la que ya superó el año pasado en cuanto al número de entregas.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 8 de mayo de 2004