Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Salón del Cómic premia a 'El Víbora', Luis Durán, Manel Fontdevila y Horacio Altuna

Fermín Solís, autor de 'Los días más cortos', recibe el galardón al autor revelación de 2003

BarcelonaBarcelona

La revista El Víbora, todavía en la cuerda floja a pesar de que la llamada de auxilio de sus responsables está teniendo eco entre los aficionados al cómic, recibió ayer el premio a la mejor revista de 2003 que concede el Salón Internacional del Cómic de Barcelona. Horacio Altuna ganó el Gran Premio del salón, dotado con 6.000 euros. Los galardones al autor revelación, mejor obra y mejor guión de 2003, dotados con 3.000 euros, fueron respectivamente para Fermín Solís; Mantecatos, de Manel Fontdevila, y Antoine de las Tormentas, de Luis Durán, premiado por tercera vez.

El manga intimista de Jiro Taniguchi Barrio lejano (Ponent Món) obtuvo el premio a la mejor obra extranjera, que no tiene dotación económica. El premio al mejor fanzine fue para Cretino. El valenciano Víctor Santos se llevó dos de los premios de votación popular por Los Reyes Elfos. La espada de los inocentes (Dude Comics).

El reconocimiento a El Víbora, que se encuentra en una situación financiera crítica, estaba casi anunciado. Con el galardón, dotado con 1.200 euros, el mundo del cómic apoya la publicación mensual editada por La Cúpula, cuyo responsable, Josep M. Berenguer, dijo ayer sentirse "arropado" por la profesión. Los premios oficiales del Salón los deciden todos los editores, autores y demás integrantes del circuito de la historieta que están incluidos en la base de datos de Ficomic, la organizadora del encuentro barcelonés. Esta tarde (Estación de Francia, 18.00) se celebrará una mesa redonda en la que participarán Berenguer, Emilio Bernárdez, Sergi Puertas y varios autores de la revista.

Luis Durán (Oñate, Guipúzcoa, 1967), autor de Antoine de las Tormentas (Astiberri), ha sido premiado por tercer año consecutivo. Dibujante de trazo libre e imaginativo, su trabajo se caracteriza por revisitar las formas clásicas de la aventura -ya sean vaqueros e indios o piratas- y la fantasía con personajes de corte contemplativo, sujetos más pasivos que activos. Hace dos años obtuvo el premio al autor revelación y hace uno ganó el de mejor guión por Atravesado por la flecha.

Mantecatos (Glénat), de Manel Fontdevila (Manresa, 1965), director de la revista El Jueves, es un conjunto de narraciones cortas -mitad reflexión, mitad comedia- donde parte de la anécdota, de situaciones cotidianas como una discusión de pareja, una ensoñación o un trauma infantil. Fermín Solís (Cáceres, 1972), por su parte, realiza un cómic de corte intimista. En Los días más largos (Balboa) se basa en recuerdos infantiles.

Horacio Altuna (Córdoba, Argentina, 1941), que reside en España desde principios de los años ochenta y dibuja a diario la tira 'Familia Tipo' en El Periódico de Catalunya, es el creador del personaje el Loco Chávez, con Carlos Trillo, y de obras como Ficcionario, Las puertitas del señor López, Time Out y Hot L.A. Colaborador habitual de Playboy, Altuna es conocido tanto por sus trabajos de línea erótica como por su tratamiento casi documental de cuestiones de actualidad.

Colaboración europea

Las editoriales independientes europeas buscan vías de colaboración para proyectarse fuera de las fronteras de los respectivos Estados y para sobrevivir a la presión de los productos japoneses y estadounidenses. Coincidieron ayer en el salón una editorial que acaba de nacer en Barcelona, Bang, que cuenta con socios locales y franceses, y otra, Sins entido, madrileña y más veterana, que ha empezado a coproducir libros con sellos de varios países: Italia (Coconino), Francia (Vertige Graphic), Alemania (Carlsen Verlag) y Holanda (Oog & Blik), entre otros.

La primera apuesta de Bang, por su parte, es la traducción al castellano de la adaptación al cómic de la serie de novela negra protagonizada por El Pulpo, un antihéroe de izquierdas comprometido con todo tipo de causas perdidas. Ideado por Jean-Bernard Pouy, Patrick Raynal y Serge Quadruppani, el personaje ha pasado por las manos de múltiples escritores franceses y también españoles, como Francisco González Ledesma, Andreu Martín y Mariano Sánchez Soler. Los dos primeros libros de Bang son Los raíles nunca se cruzan, de Pouy y N. Witko, y La piel del oso, de P. Dessaint, M. Pichelin y G. Guerse.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 8 de mayo de 2004

Más información