Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Una exposición recuerda la historia de la lucha de las mujeres por el derecho al voto

La muestra evoca la Constitución de 1931 y el papel del feminismo en el Real Alcázar

La lucha de las mujeres por el derecho al voto se alargó en España durante décadas hasta la llegada de la II República. La exposición El voto de las mujeres, que recuerda estos hechos, fue inaugurada ayer en el Salón Alto del Apeadero del Real Alcázar de Sevilla. La muestra, que es promovida por el Ayuntamiento y la Fundación Pablo Iglesias, estará en Sevilla hasta el próximo 20 de junio. La exposición se divide en cinco secciones, que abordan aspectos tales como la lucha de las políticas de la II República o el papel del feminismo en la consecución del sufragio.

La consejera de Igualdad y Bienestar Social, Micaela Navarro; el alcalde de Sevilla, Alfredo Sánchez Monteseirín, y el director de la Fundación Pablo Iglesias, Salvador Clotas, inauguraron en la tarde ayer la muestra. Navarro recordó que la mujer tiene hoy "igualdad legal, pero no igualdad de oportunidades". "El mejor homenaje que podemos hacerle a Clara Campoamor y a otras mujeres anónimas es ver que tenemos un Gobierno estatal y un Gobierno autonómico donde las mujeres compartimos por igual las tareas de gobierno", dijo Navarro.

Monteseirín recalcó la necesidad de "recuperar la memoria histórica, aunque sólo sea porque los pueblos que no conocen su historia están condenados a repetirla". Clotas señaló que "la exposición quiere ser un homenaje a esas mujeres y una explicación de ese proceso duro y difícil que en España, y otras partes del mundo, llevó del no derecho al voto hasta la igualdad".

La exposición fue presentada en la Biblioteca Nacional, en Madrid, en el otoño de 2003 con motivo del 70º aniversario del ejercicio del derecho activo al voto en 1933 como consecuencia del reconocimiento del derecho al sufragio universal, masculino y femenino, que dos años antes plasmaban las Cortes en la Constitución de 1931.

La exposición se divide en cinco secciones. La lucha de las mujeres por el voto se centra en el sufragismo anglosajón, que se desarrolló entre 1850 y 1920. La muestra ofrece los textos, figuras y hechos más representativos de este movimiento, si bien fue en el siglo XVIII cuando se abrieron los primeros debates en torno a la igualdad de los sexos.

La segunda sección, La mujer española entre la tradición y el cambio (1877-1936), analiza las circunstancias que envolvieron la vida de la mujer española en los últimos años del siglo XIX y el primer tercio del siglo XX. Es un periodo en el que se incrementaron las empleadas en la industria y las ramas cualificadas del sector servicios, a la vez que se consolidaron los impulsos dados a la enseñanza femenina desde 1868.

La sección Feminismo y voto incide en este movimiento en España a comienzos del siglo XX, así como en la historia del reconocimiento del sufragio, iniciada en 1877 y que culminó en la Constitución de 1931. La mujer participó en las convocatorias electorales de 1933 y 1936.

Pioneras en la política de la II República es la cuarta sección, que protagonizan las primeras españolas que se dedicaron a la política, como Clara Campoamor, Victoria Kent y Margarita Nelken. Las tres pudieron presentarse a las Cámaras Constituyentes de 1931 antes de que se reconociera el derecho a votar de las mujeres. Esta sección también recuerda a Matilde de la Torre, Veneranda García Blanco, Dolores Ibárruri y Federica Montseny, entre otras.

Finalmente, De la Constitución de 1978 a la paridad está dedicada a la España de la segunda mitad de los años setenta y a la situación de la mujer en este periodo de la historia. Además, recoge la participación laboral, educativa y pública de las españolas. La actual situación de la mujer en la política mundial y española cierra la exposición.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 6 de mayo de 2004