Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Las autonomías participarán en la gestión de las confederaciones hidrográficas tras su reforma

La Junta de Andalucía recibirá antes del 30 de junio el traspaso de las cuencas intracomunitarias de manos del Gobierno, porque era una vieja reivindicación autonómica, pero sus demandas respecto a la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir, que pretendía cogestionar, y las cuencas del Guadiana y Segura, tendrán que esperar. La ministra Cristina Narbona anunció ayer que "la reforma de las confederaciones hidrográficas es urgente". "No son los organismos de cuenca que deberían ser", señaló.

Narbona adelantó que el cambio legal "reformará totalmente" la gestión de los organismos de cuenca con la implicación de las comunidades autónomas y otras administraciones. "Todas tienen que implicarse y corresponsabilizarse", dijo.

En relación con el traspaso de la gestión de la cuenca del Sur a Andalucía, la ministra explicó que se constituirá una "ponencia técnica" la próxima semana para comenzar a preparar la transferencia y que en un año dispondrán de un diagnóstico "riguroso" de la situación de la cuenca.

Aunque el agua acaparó la atención durante el encuentro entre la ministra y la consejera, ambas hablaron de buscar una salida definitiva para la zona minera de Boliden, en Aznalcóllar, origen de uno de los mayores siniestros ambientales ocurridos en España, junto al hundimiento y vertido del Prestige.

Fuensanta Coves explicó que la Junta se plantea la restauración definitiva de la zona minera para lo que buscarán financiación europea "para que la corta deje de ser un problema". La restauración es "la gran hipoteca", dijo Narbona, que analizará la propuesta elaborada por el empresa pública Egmasa para realizar una restauración definitiva. Al hilo de esto, la ministra recordó que el Gobierno elaborará una legislación de responsabilidad civil para catástrofes ambientales.

Coves y Narbona también mantendrán la colaboración ya iniciada con la última ministra de Medio Ambiente del Gobierno del PP, Elvira Rodríguez, en el plan de cría en cautividad del lince ibérico, aunque la sintonía política de ambas administraciones quedó patente ayer en la rapidez con que se alcanzaron algunos acuerdos y el tono de los discursos.

La consejera anunció que ambas administraciones unificarán las comisiones científicas creadas en paralelo para trabajar en la regeneración hídrica de Doñana. Fuensanta Coves, además, adelantó que este programa impulsado por el Gobierno, que iba a expirar en 2005 se prolongará otros tres años más.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 6 de mayo de 2004