Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
COYUNTURA AGRARIA

La gran distribución desata una guerra de precios en el aceite

La venta del producto como reclamo origina diferencias de hasta 1,20 euros por litro

La industria del aceite se encuentra inmersa en una guerra de precios ante la política de la gran distribución de mantener el aceite de oliva como producto reclamo, en muchos casos por debajo de los precios de coste. Mientras el precio lineal recomendado de la marca líder, Carbonell, para el aceite de oliva (mezcla de virgen y refinado) es de 3,39 euros litro tras la subida del 17% aplicada en el mes de abril, en el mismo mercado se comercializan otros aceites de oliva, generalmente de marcas blancas (también mezcla de aceite de oliva virgen y refinado), ligeramente por encima de los dos euros frente a unos costes medios de 2,60 euros litro.

Aunque en el aceite de oliva hay varios precios en origen según sus calidades, las diferencias de cotizaciones entre unos y otros tipos no llegan a 0,20 euros litro. En función de esos precios de compra, medios del sector consideran normal una diferencia discreta entre marcas de aceite para un producto similar. Sin embargo, no se hallan razones técnicas para diferencias tan importantes como las actuales, que ascienden hasta 1,20 euros litro entre la marca líder y las más bajas.

La existencia de precios de venta de aceite por debajo de coste se achaca, por un lado, a la política de venta a pérdidas de grupos de distribución, algo que éstos han negado reiteradamente. La marca blanca es en este momento una realidad en alza en el conjunto de la industria alimentaria y supone más del 20% de todas las ventas y con un porcentaje muy superior en el caso del aceite.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 3 de mayo de 2004