OPINIÓN DEL LECTORCartas al director
i

Ceses en FSP/UGT

Incrédula asisto al cese de tres compañeros sindicalistas de UGT. Incrédula digo, ya que al margen de su labor como tal en la federación de servicios públicos durante años, "sirviendo" a todos los que lo hemos necesitado en más de una ocasión, asisto al cese de tres seres humanos, en el amplio sentido de la palabra.

Al margen, como apunto, de la labor profesional, quiero resaltar la labor humana de personas como Manolo Berbel, a quien tuve el placer de conocer.

Felipe, amigo, es imposible destacar algo de tu persona para expresar en estas líneas, porque la condición humana no puede estar mejor representada que en tu persona.

Manolo Gómez, qué te digo que tú no sepas. Contar con tu apoyo en todo, tanto en lo laboral como en lo personal, me ha servido para el día a día.

Quiero con esta carta hacer resaltar los valores humanos de estas tres personas, Manuel Berbel, Felipe Pereira y Manuel Gómez, a los que con su cese en UGT, el sindicato pierde no sólo a tres buenos trabajadores, sino "al amigo" al que llamar cuando las cosas no van bien. Pierde la Federación, sin lugar a dudas, pero perdemos todos los afiliados. Alguien debería tomar nota y poner las cartas sobre la mesa, porque "algo" debe estar ocurriendo tanto en UGT-Sevilla, como en UGT- Andalucía, FSP-Sevilla y FSP-Andalucía, para que ocurran hechos tan lamentables como este cese incomprensible.

Y que conste que yo, personalmente, los voy a seguir teniendo ahí, pero quizá otros no tengan tanta suerte, aunque espero y deseo que finalmente no se materialicen los ceses de estos compañeros, debidos a las conspiraciones urdidas por ambiciones de poder.

* Este artículo apareció en la edición impresa del jueves, 29 de abril de 2004.