Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
EL REGRESO DE LAS TROPAS | La posición de los partidos

Todos los grupos del Congreso menos el PP votarán a favor de la vuelta de los soldados

Zaplana no aclara si los populares permitirán que el Congreso ratifique la decisión de Zapatero

Siete grupos parlamentarios del Congreso -todos menos el PP- firmaron ayer una proposición no de ley para que se vote en el pleno del próximo martes en la que se apoya "la decisión del presidente del Gobierno de hacer regresar a España a las tropas desplazadas a Irak". El texto consta de un preámbulo y tres puntos muy breves. La votación queda a expensas de que el PP no se oponga a modificar el orden del día para poder incluirlo. Su portavoz, Eduardo Zaplana, dijo ayer que no se prestará a una modificación del orden del día elaborado por el Gobierno para aplaudir la vuelta de las tropas.

El texto deja claro que se trata de un decisión del jefe del Ejecutivo, José Luis Rodríguez Zapatero, al que, sin hacerlo de manera expresa, se le reconoce la competencia para dar la orden de regreso de las tropas desplazadas a Irak.

El secretario general del Grupo Socialista, Diego López Garrido, aclaró en rueda de prensa que "la decisión de retirar las tropas corresponde legalmente al presidente del Gobierno" y que "la Cámara respalda, no autoriza".

En el segundo punto de la propuesta, se reafirma "el compromiso de España con la estabilidad, soberanía, integridad territorial y reconstrucción de Irak, su solidaridad con el pueblo iraquí y la plena colaboración con Naciones Unidas".

Por último, se reitera "la firme decisión de las fuerzas políticas de luchar contra todo tipo de terrorismo, respetando la legalidad internacional", en estrecha unión con los aliados "y, particularmente, con la Unión Europea".

En la exposición de motivos se recuerda que en diciembre de 2003 "el entonces presidente del Gobierno español [José María Aznar] decidió, sin someterlo a consulta del Parlamento, enviar un contingente de soldados a Irak". Esa decisión fue posterior "a la llamada Declaración de las Azores" y "el anterior Gobierno sabía que la gran mayoría del pueblo español era contraria a la participación en la guerra" y que ésta se iniciaba "sin causa lícita que la justificara, a pesar de lo cual involucró a nuestro país en dicho conflicto".

La retirada de Irak de los soldados, dice el texto, estaba incluida en el programa electoral del PSOE y también la reclamaban "las otras organizaciones políticas" que firman la proposición.

Fuentes del grupo de Izquierda Verde aseguraron que el texto ha recogido algunas sugerencias de esta formación, pactadas con ERC, como la mención a los demás grupos, además del socialista, la referencia al compromiso con la "soberanía" de Irak, y la mención al deseo de la "gran mayoría del pueblo español", informa Carlos E. Cué.

La votación del texto está pendiente de que el PP la permita,puesto que la modificación del orden del día requiere la aprobación de todos los grupos. Zaplana no aclaró ayer la decisión final, pero aseguró que si el PSOE quiere que se apoye el contenido de la proposición "tiene que ser asumible para el PP" y "si empieza haciendo un canto a una decisión a la que saben que somos absolutamente contrarios, nos lo están poniendo muy dificil".

Cuevas: "Decisión "legítima"

En el capítulo de reacciones sobre la decisión del Ejecutivo de retirar las tropas de Irak , el presidente de la patronal CEOE, José María Cuevas, la calificó de "legítima" en una conferencia de prensa en la que la patronal hizo una primera valoración del nuevo Gobierno, informa Cristina Galindo.

Cuevas recordó que se trata, además, de un compromiso electoral, aunque sugirió la posibilidad de que acarree consecuencias. "De Irak no tengo nada que decir", declaró, "salvo estar muy atento a las consecuencias de todo orden de esa decisión legítima, hasta saber si la forma en que se ha adoptado produce determinados efectos que tendremos que medir y valorar".

El presidente de CEOE descartó que la retirada pueda afectar a las relaciones económicas entre Estados Unidos y España, porque aquel país "defiende bastante bien la libertad de mercado".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 22 de abril de 2004