Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:

Terror en el cine porno

El sida de un actor frena los rodajes de cine X en EE UU

La industria pornográfica estadounidense ha decidido parar su producción dos meses, tras descubrir que uno de sus actores, Darren James, era portador del virus del sida. La noticia ha sembrado escalofríos entre los profesionales del sexo, que han dejado de filmar hasta que se conozca la magnitud del contagio.Dado el intenso ritmo de trabajo, se calcula que más de 40 personas podrían haberse contagiado en menos de un mes. Es el primer caso de infección que se conoce desde 1999.

James, veterano protagonista de cintas como Fantasías depravadas y Lujuria interracial se contagió mientras rodaba sin condón en Brasil. El resultado de una de las pruebas a que se sometía regularmente para detectar el VIH se publicó el pasado lunes. Ya se sabe que la coprotagonista Laura Roxx también se ha infectado.

La Fundación Médica para la Industria Adulta, que ha pedido la moratoria, ha puesto en su web los nombres de otras posibles víctimas: 14 actrices con las que estuvo James tras su película y 35 parejas con las que éstas actuaron en otros filmes. Todos permanecerán en cuarentena. La moratoria podría suponer cuantiosas pérdidas para un negocio que genera 1.700 millones de euros al año. Las principales productoras, Vivid, Hustler Video y Sin City, han anunciado que dejarán pasar 60 días hasta volver a filmar, como precaución. "Todo el mundo está muy asustado. La seguridad es más importante que el dinero. Los que decidan continuar en estos momentos son unos idiotas", dice Jill Kelly, ex estrella porno y ahora propietaria de su propia compañía, que rueda de cuatro a ocho películas mensuales. En los últimos días, la Agencia de Modelos Mundiales, que representa a muchos actores porno, se ha visto desbordada por las llamadas aterradas de sus clientes. "Al menos 15 compañías nos han confirmado que cerrarán temporalmente. En la industria nos tomamos estas cosas muy en serio".

La Fundación Médica para la Industria Adulta hace al mes unas 1.200 pruebas, pero menos del 20% de los actores usan con dón porque, aseguran los productores, el preservativo no es muy popular entre los adeptos del género y "mata la fantasía".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 17 de abril de 2004