Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
EL GOBIERNO DE ZAPATERO

Un Gabinete 'paritario' de políticos y técnicos

Zapatero ha escogido al 40% de sus ministros del 'comité de notables', y al 25%, de la ejecutiva

"Tenemos proyecto, ilusión y un equipo muy capaz y preparado para llevar adelante el gobierno de España". Ésta es una afirmación del futuro presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, que formuló en la víspera de la campaña electoral que concluyó con su victoria el 14 de marzo. Zapatero ha cerrado ya su equipo y, aunque con alguna alteración, el 95% de los nombres de los elegidos los tenía escogidos desde el final del verano. El 40% de este Gobierno de ocho hombres y ocho mujeres se nutre del comité de notables que formó como embrión de su posible Gabinete. De la ejecutiva federal sólo hay cuatro miembros, y ha buscado equilibrios entre políticos veteranos y profesionales cualificados, y una cierta representatividad territorial.

La media de edad del primer Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero es de 48,6 años. El más veterano es Pedro Solbes, de 62, y el más joven, Juan Fernando López Aguilar, de 42. El presidente tiene 43, cinco años menos de la media de su Gabinete. Otra de las características significativas del Ejecutivo es que seis de sus miembros proceden del comité de notables que Zapatero nombró hace meses como embrión de su posible Gobierno. Sólo cuatro miembros de la ejecutiva federal del PSOE entrarán en el Gabinete, dos ministros proceden de la dirección del Grupo Parlamentario (María Teresa Fernández de la Vega y Jesús Caldera), otros dos proceden de ámbitos profesionales, uno proviene de la judicatura y una de un Gobierno autónomo.

Después, el aspecto territorial. El PSC y las federaciones del PSOE de Andalucía, Extremadura, Castilla-La Mancha, Canarias y Valencia están representadas. Pero todo muy matizado ya que el éxito le ha permitido a Zapatero tener las manos libres para escoger, según reconocen en diversas federaciones. La conclusión de quienes han seguido la toma de decisiones del futuro presidente afirman rotundamente que es un Gobierno de Zapatero, elegido por él al completo. Sólo le han sido sugeridas Elena Salgado (Sanidad), a iniciativa de Alfredo Pérez Rubalcaba, y Elena Espinosa (Agricultura y Pesca), por indicación de José Blanco.

Los pasos del futuro presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, desde el pasado mes de septiembre han conducido a este modelo de Gobierno. En Cáceres se comprometió el pasado 8 de marzo, Día de la Mujer Trabajadora, a que su Gabinete sería paritario, y también informó de que estaría compuesto por 16 ministerios.

Renuncia de Sebastián

En plena campaña electoral aseguró a este periódico que tenía el Gobierno planeado y citó a José Bono, para Seguridad; a Miguel Ángel Moratinos, para Exteriores, y a Miguel Sebastián, para Economía. A cambiado de destino a Bono, que va a Defensa, y a Miguel Sebastián, que no será ministro sino que encabezará un equipo de asesores directos de Zapatero en La Moncloa. Varias fuentes aseguran que Sebastián ya le indicó antes de la campaña que él no quería ser ministro, pero al parecer el líder socialista lo tomó como un gesto de modestia. Pero Miguel Sebastián hablaba en serio.

Una vez cerciorado, Zapatero no tuvo dudas de quién era su candidato para dirigir la economía: Pedro Solbes. El comisario europeo y ministro de Felipe González será el vicepresidente segundo y ministro de Economía y Hacienda. Y eso que también se resistió con sinceridad y preguntó a Zapatero si estaba seguro de que quería contar con él. Y Zapatero lo estaba.

Si el líder socialista creyó casi en solitario que iba a ganar las elecciones, también se quedó muy sólo en su percepción de que José Bono no iba a hacerle ninguna faena, y que además iba a ser ministro de su Gobierno. Lo pronosticó hace más de un año, y Bono estaba en la operación.

Entre los pocos optimistas respecto a la victoria electoral figuró desde el principio Miguel Ángel Moratinos, futuro ministro de Asuntos Exteriores. Moratinos y el líder socialista han cimentado una excelente relación personal, muy poco conocida, desde que Zapatero conquistó la secretaría general del PSOE.

También han caído algunos tópicos. Por ejemplo, Jordi Sevilla siempre estuvo en los planes de Zapatero para su Gobierno. Y todos se equivocaron al situar a Jesús Caldera, mano derecha de Zapatero y amigo personal, en la vicepresidencia del Gobierno. El futuro presidente consideró que su compañero desde hace más de 20 años tenía que estar en un ministerio de gestión y multidisciplinar. Sí consideró a María Teresa Fernández de la Vega como la persona idónea para la vicepresidencia política. Cristina Narbona siempre estuvo llamada a ser ministra, así como Juan Fernando López Aguilar. Hubo dudas respecto al destino político del ex juez José Antonio Alonso, a quien reservaba el Ministerio de Justicia, si bien tras el 11-M prefirió encomendarle el Ministerio de Seguridad.

Zapatero quería políticos experimentados, de gobiernos anteriores o autonómicos, y de probada solvencia profesional. Pedro Solbes, José Bono, Miguel Ángel Moratinos, Magdalena Álvarez, Carmen Calvo y María Jesús San Segundo son notables que van al Gobierno. Aunque otro notable, Juan Carlos Rodríguez Ibarra, no ha querido estar en el Gobierno sí se sentará en el Consejo de Ministros su consejera de Vivienda, María Antonia Trujillo. Montilla, Jordi Sevilla, Juan Fernando López Aguilar y Cristina Narbona son los únicos miembros de la ejecutiva que van al Gobierno. En 1982, también Felipe González nombró ministros a sólo cuatro miembros de la Ejecutiva Federal del PSOE.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 1 de abril de 2004