Un equipo móvil ayudará a prevenir las toxicomanías en pueblos pequeños

Una nueva unidad móvil de la Agencia Antidroga de la Comunidad integrada por nueve profesionales (psicólogos, educadores y trabajadores sociales) ayudará a los municipios más pequeños de la región a desarrollar programas de prevención del alcoholismo y otras drogodependencias. El gerente de la agencia, Manuel Molina, explica que el servicio, que ha empezado a funcionar este mes, va dirigido a todos los municipios madrileños, pero, en especial, a los cerca de 150, la mayoría de pequeño tamaño, con los que este organismo regional no tiene firmados convenios de colaboración.

"Todos los municipios deben desarrollar actividades preventivas, pero para muchos resulta difícil porque no tienen medios ni personal preparado; este nuevo equipo volante va a informarles de los recursos de la Agencia, tanto en cursos formativos como en material pedagógico, y ponerlos a su alcance", asegura Molina.

A través de esta unidad móvil, la Agencia intentará obtener una información más exhaustiva sobre los problemas de alcoholismo y otro tipo de drogas que existen en las localidades de la región de menos de 35.000 habitantes. "El nuevo equipo trabajará en coordinación con los ayuntamientos y centros escolares de cada municipio", añade Molina.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS