Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El fiscal insiste en que se "instrumentalizó" a los policías y a la prensa en las redadas de Madrid

Acebes defiende la actuación del delegado del Gobierno y del jefe superior de Policía

El teniente fiscal de Madrid, Pedro Martínez, insistió ayer en que se "instrumentalizó a la prensa" con fines "propagandísticos" en la redada que ordenó el jefe de Policía el 25 de octubre, coincidiendo con la jornada de reflexión de las elecciones autonómicas de Madrid. El ministro del Interior en funciones, Ángel Acebes, defendió la actuación del delegado del Gobierno, Francisco Javier Ansuátegui, y la del jefe de Policía, Miguel Fernández Rancaño.

El número dos de la Fiscalía de Madrid recordó ayer que no es la primera vez que "denuncia públicamente operaciones policiales propagandísticas" y asegura que lo ha vuelto a hacer ahora "porque el derecho a saber de los ciudadanos es el fundamento del sistema democrático y constituye la única forma de control efectivo del poder, y sobre todo", explicó, "para evitar que el Estado de Derecho se degrade con estas malas prácticas". Afirma que "la detención el 25 de octubre de 123 trabajadores inmigrantes, cuando cenaban y se divertían con sus amigos y familiares en restaurantes de Madrid constituye un hecho de por sí grave: una cosa es lo que la ley autoriza y otra lo que se debe hacer. Cuando se transgrede el deber ser, se incurre en el abuso".

"Esas detenciones", agrega, "no eran imprescindibles y menos a esas horas, de noche, y en los lugares públicos en que se realizaron; y ni en esas circunstancias, era sábado, ni con esas personas: los detenidos eran trabajadores inmigrantes". Martínez afirma que se "instrumentalizó a la prensa para mostrar ante la opinión pública una operación contra la delincuencia extranjera, y que eso no es precisamente un ejemplo de eficacia policial, sino una mala practica que debe ser erradicada, ya que los profesionales de la Policía, fieles servidores de la ley, no pueden ni deben ser utilizados para estos fines", apostilla.

El número dos de la fiscalía se pregunta: "¿Qué pensaríamos si en los años 60 la Policía alemana hubiera actuado de igual manera contra inmigrantes españoles en aquel país?". Martínez también alude a otra importante operación policial que acabó con la puesta en libertad por parte de una juez de Madrid de 15 de los 16 rumanos detenidos por la policía en otra redada. "Este asunto ya lo denunció la fiscalía entonces a través de un comunicado oficial; y yo personalmente denuncie en EL PAÍS, el pasado 12 de febrero, que libertad es el estado natural del hombre y que el Estado de Derecho impone a los jueces la obligación de justificar la prisión, no la libertad. La seguridad ciudadana no puede imponerse a costa de sacrificar los derechos y garantías de los ciudadanos".

Delincuencia

Tras defender la actuación de Ansuátegui y Fernández Rancaño, el ministro del Interior señaló que estas operaciones de identificación y detención se enmarcan dentro de Plan de Lucha contra la Delincuencia y han permitido reducir la criminalidad en Madrid, informa F. J. Barroso. Acebes recordó que las redadas comenzaron "hace tiempo" y que él mismo las ha defendido en el Parlamento. Negó que este tipo de operaciones tengan un fin propagandístico o electoral.El portavoz del PSOE en Madrid, Rafael Simancas, pidió ayer "el cese inmediato" de Ansuátegui por "las operaciones policiales propagandísticas" y señaló que Ansuátegui "no puede seguir siendo delegado del Gobierno ni un minuto más". "Ha vulnerado gravemente los derechos constitucionales de los ciudadanos de Madrid, al utilizarlos como atrezzo de sus películas de policías y ladrones", dijo.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 31 de marzo de 2004