Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
OPINIÓN DEL LECTOR

Enseñanza de calidad

Acabo de leer la carta que aparece en el cuaderno Cataluña de EL PAÍS del 26 de marzo con el título ¿Dónde está el pluralismo?, firmada por José Nieto Fuentes. El firmante lamenta la intención manifestada por el Gobierno catalán de exigir que los centros docentes privados que se financian con dinero público cumplan la normativa legal. Con ello, piensa, la enseñanza de calidad dejará de estar al alcance de todos.

Quiero tranquilizar a José Nieto. La enseñanza de calidad totalmente gratuita y al alcance de todos existe y está garantizada. Se llama enseñanza pública. Sus centros cumplen las normas vigentes, los profesionales que en ellos trabajan han accedido a su puesto mediante concursos oposición sin enchufes ni favoritismos, y su modelo ideológico se basa en la tolerancia y el respeto: en ellos nadie es discriminado por razón de sexo, religión, origen étnico ni condición económica. Le aconsejo al señor Nieto que los pruebe. Ahora bien, si lo que él quiere es un centro que haga "trampas" -según la sorprendente expresión acuñada por el anterior presidente de la Generalitat-, que seleccione a su alumnado mediante aportaciones económicas supuestamente voluntarias, o que imparta valores pre-, extra- o anti- constitucionales, entonces... lo sentiré por él. Puede que sea libre de elegirlo para sus hijos. Pero que no pretenda además que se lo financiemos con el dinero de todos.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 30 de marzo de 2004