Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
UN TRANSPORTE POLÉMICO

Una herida grave en otro accidente del Trambaix, el número 21 en tres meses

La ATM mantiene la fecha del 3 de abril para la inauguración del tranvía del Baix Llobregat

Un total de 21 accidentes en tres meses. Esas son las preocupantes estadísticas del Trambaix desde que empezó a funcionar en periodo de pruebas. Hasta ahora eran accidentes menores, que sólo habían causado daños a los vagones o a los vehículos implicados, pero ayer una mujer de 35 años resultó herida de gravedad después de que el automóvil que conducía chocó con el tranvía en Esplugues. Como en la gran mayoría de los accidentes, la causa de este siniestro fue una infracción de la conductora, que giró a la izquierda aunque está prohibido y señalizado de cinco maneras distintas.

El nuevo transporte está previsto que se inaugure el próximo sábado, 3 de abril, coincidiendo con el 25º aniversario de la celebración de las primeras elecciones municipales desde la restauración de la democracia en España. Los responsables de la Autoridad del Transporte Metropolitano (ATM) habían anunciado que los accidentes no retrasarían la puesta en marcha y que se reforzarían los sistemas de señalización. Ayer, reiteraron que el Trambaix empezará a circular en la fecha prevista, informa Dulce Valero.

La línea que cubrirá el Trambaix tiene 12 kilómetros de longitud y 25 paradas que enlazan los municipios de Sant Joan Despí, Cornellà, Esplugues de Llobregat, L'Hospitalet y Barcelona, hasta la plaza de Francesc Macià, después de circular por la avenida Diagonal. A lo largo de su recorrido, el tranvía atraviesa los cascos urbanos de esas poblaciones y en muchos tramos cruza las principales carreteras de salida o entrada de los municipios. De ahí el rosario de accidentes con los vehículos, pues el tranvía es un transporte absolutamente extraño en estas ciudades. Su puesta en marcha, además, ha provocado cambios en el sentido de circulación de varias carreteras y una nueva señalización de semáforos desconocida para los conductores.

El accidente de ayer ocurrió a las 9.30 horas en la rotonda de la calle de Laureà Miró, a la altura de la avenida de los Països Catalans, en Esplugues de Llobregat. El vehículo, un Ford Sierra con matrícula de Barcelona en el que viajaban la conductora y sus dos hijos, realizó un giro prohibido a la izquierda justo en el momento en el que pasaba el tranvía por ese lugar en dirección al barrio de Collblanc, de L'Hospitalet. Como consecuencia de la colisión, el convoy arrolló al vehículo y lo arrastró unos 25 metros. La conductora quedó atrapada en el coche, por lo que fue necesaria la actuación de tres unidades de los bomberos para rescatarla.

La mujer fue ingresada en la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI) del hospital de Bellvitge en estado grave con traumatismo craneoencefálico y diversas fracturas en la cara. A causa del accidente también resultaron heridos los dos menores que viajaban en el mismo vehículo: una niña de 10 años, que recibió un golpe en el brazo, y su hermano de tres años. La madre y los dos niños son vecinos de Teià. Fuentes hospitalarias señalaron que la vida de la mujer no corre peligro y que hasta mañana seguirá ingresada en la UCI.

Los responsables de la ATM sostienen precisamente que es ese desconocimiento de la nueva señalización y de la presencia del tranvía lo que explica los accidentes ocurridos hasta ahora y que, con el tiempo, los conductores se acabarán acostumbrando a la nueva realidad y el Trambaix será un éxito. Pero la relación de accidentes ocurrida hasta ahora no deja de ser significativa y no hace más que alimentar la polémica sobre la idoneidad de este medio de transporte y la conveniencia de que, en su lugar, se hubiera optado por una línea de metro convencional, más cara de construir pero más segura y de mayor aceptacìón entre los ciudadanos.El director de la Autoridad de Transporte Metropolitano (ATM), Ramon Seró, anunció ayer que convocará "lo antes posible" una reunión con responsables de tráfico y la Guardia Urbana de los cinco municipios por donde transcurre el Trambaix "para ver si en algunos puntos, además de refuerzo en la señalización, se deben instalar cámaras", como en la carretera de Collblanc en L'Hospitalet, y "conocer una evaluación de los técnicos". Asimismo, desde la entidad metropolitana se aseguró que el accidente de ayer ocurrió en un cruce donde la señalización ya había sido reforzada.

Por el contrario, el diputado de ERC en el Baix Llobregat Xavier Vendrell reclamó ayer que se aplace la inauguración del Trambaix y que se abra un proceso para evaluar y revisar la seguridad del proyecto. En una nota de prensa difundida ayer, Vendrell asegura: "No se puede posponer más un estudio a fondo del proyecto y de la inversión que requiere que en ningún caso pueda ir por delante de la seguridad de conductores, peatones y usuarios".

Hace tan sólo 10 días, el 19 de marzo, el comité ejecutivo de la ATM decidió que el tranvía empezase a circular con pasajeros el próximo 3 de abril, aunque a medio gas. De esta forma culminarán casi tres años de trabajos, desde que las obras se iniciaron el 22 de junio de 2001. El tranvía, en dirección al Baix Llobregat, parte de la plaza de Francesc Macià y discurre por la Diagonal. En el cruce con la avenida de Chile se adentra en L'Hospitalet por la carretera de Collblanc hasta Esplugues, donde en el conocido puente de esta ciudad gira hacia Cornellà y de allí hasta el municipio de Sant Joan Despí.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 29 de marzo de 2004