Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El montaje 'Un enemic del poble' triunfa en una gala de las Artes Escénicas con mucha pedrea

Era un triunfo anunciado. La producción de Teatres de la Generalitat Un enemic del poble se alzó anoche con los galardones de más renombre (mejor versión, para Juan Vicente Martínez Luciano, mejor actor, para Enric Benavent, y mejor dirección, para Carme Portaceli) de los Premios de las Artes Escénicas de la Generalitat, en el curso de una gala diseñada por Enric Benavent, con música de Pep Llopis y dirección de Ramón Moreno, llevada por Isabel Rocatti (ganadora del premio a la mejor actriz por Una Alaska particular), que toma como hilo conductor cuatro breves monólogos a cargo de la joven actriz Nuria García. El gran perdedor, por así decir, es Moma Teatre, que con Les Llums ha obtenido el premio al mejor espectáculo de producción valenciana y el de mejor actor de reparto para Julio Salvi. Por su parte. Alejandro Jornet se lleva el premio Max Aub al mejor texto original por Augustus Monk a punto de perder la memoria.

En esta edición, el número de galardones se eleva a 19, por 15 del año pasado. También intervino en la ceremonia, entre otros, el Centre Coreogràfic de Teatres de la Generalitat. Las producciones de danza han tenido un cierto peso, alimentando así una trayectoria necesitada de toda clase de apoyos. Nacho Duato y su Compañía Nacional de Danza se alzan con el premio al mejor espectáculo de producción no valenciana, mientras los galardones a los mejores bailarines y bailarinas recaen en artistas vinculados al Centre Coreogràfic (Patrick de Bana y Bilyana Shopoya). Congelado en el tiempo es premiado con la mejor dirección coreográfica a Ramón Oller y la mejor iluminación para Gloria Montesinos, a lo que se añade que Nafas Dance Company y Centre Coreogràfic de Teatres obtienen el premio al mejor espectáculo de danza. El premio Pedro del Río, a la trayectoria profesional, recae en una persona vinculada a la pedagogía de la danza como Pilar Murciano Peris.

Otros premios de menor entidad, sin valorar aquí la enorme importancia para quienes los obtienen, son el Micalet a la contribución no profesional, que recae en la Asociación Socio-cultural de Danza Gerard Collins, el novedoso premio al mejor espectáculo infantil, obtenido por Albena Teatre por Artefactes, con dirección de Carles Alberola, o el de mejor escenografía, que se llevan Josep Simon y Manuel Zuriaga por Transterrados, montaje que también obtiene el galardón a la mejor música para Pep Llopis. Por lo demás, como mejor actriz de reparto ha sido distinguida Rebeca Valls, por El libertino, y Las comedias bárbaras, el gran espectáculo de Bigas Luna, se conforma con el premio a Francis Montesinos por el mejor vestuario. La profesión oscila entre tomar todo esto por un episodio crepuscular o por el anuncio de un renacimiento algo difuso todavía.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 23 de marzo de 2004