MATANZA EN MADRID | Caos en trenes y teléfonos

Las líneas telefónicas fijas y móviles, colapsadas

La alarma desatada por los atentados en Madrid desató un inusitado número de llamadas que colapsó las líneas telefónicas, tanto fijas como móviles. A las llamadas entre familiares y conocidos para comprobar si estaban entre las víctimas, y a la policía y los hospitales para conocer el paradero de posibles heridos y fallecidos, se sucedieron las comunicaciones para comentar lo ocurrido. Todo ello causó una congestión casi general de las redes, en particular las de los móviles.

El número medio de llamadas entre las 9.00 y las 10.00 se multiplicó por siete, aunque en algunos momentos hubo un tráfico 20 veces superior al de hace justamente una semana a la misma hora, lo que provocó una congestión de las líneas y problemas generales para la comunicación, en particular en todo Madrid, y especialmente en la zona centro.

Entre las 10.00 y las 11.00 bajó el nivel de llamadas, aunque todavía con un incremento del 400% en las llamadas de entrada a Madrid. Pero el mayor incremento se produjo en las llamadas al servicio de emergencias 112, que se multiplicaron por 1.500 entre las 8.00 y las 13.00, según el Ministerio de Ciencia y Tecnología.

No obstante, ninguna infraestructura de telecomunicaciones resultó dañada por las explosiones y el colapso se debió exclusivamente al aumento del tráfico. La congestión fue mayor en las cercanías de las zonas afectadas por las explosiones, -Atocha, Santa Eugenia y El Pozo-, donde incluso los servicios de urgencia tuvieron serios problemas para comunicarse por sus propias frecuencias debido a las interferencias.

Dispositivo especial

Las operadoras de telefonía móvil (Telefónica, Vodafone y Amena) reforzaron sus servicios, instalando estaciones móviles en los lugares de los atentados, así como en el Parque Ferial Juan Carlos I y en los hospitales donde fueron trasladados los heridos. Las llamadas de móviles entre las 8.00 y las 15.00 se han duplicado en Madrid, y con el resto de España el aumento ha sido del 35%. A las 15.00 quedó completamente normalizado el servicio. En Internet, los chats y las consultas a distintas webs se multiplicaron por ocho con relación a un día normal, según fuentes de Telefónica. Los mensajes cortos de texto (sms) funcionaron con normalidad y fueron casi la única forma de comunicación para muchos ciudadanos.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Telefónica y Vodafone ofrecen gratuitamente los números de teléfono del Ministerio del Interior: (91 586 70 00 / 902 15 00 03) y Renfe (902 200 215), y también se puso a disposición de forma gratuita el teléfono de información 11888 y 11822.

Sobre la firma

Ramón Muñoz

Es periodista de la sección de Economía, especializado en Telecomunicaciones y Transporte. Ha desarrollado su carrera en varios medios como Europa Press, El Mundo y ahora EL PAÍS. Es también autor del libro 'España, destino Tercer Mundo'.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS