Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Archivada la denuncia por violación de una soldado

La Audiencia Provincial de Cáceres ha desestimado el recurso presentado contra el sobreseimiento de la causa por Dolores Quiñoa, la soldado que denunció al teniente Iván Moriano por violación y amenazas. La jurisdicción militar condenó a cinco años de prisión a Moriano por abuso de autoridad y trato degradante, pues obligó a desnudarse a la soldado, prevaliéndose de su cargo de instructor de aspirantes a la Guardia Real en El Piornal (Cáceres). Los magistrados recalcan que la declaración de Quiñoa no es "suficiente para mantener abierta la causa". Además, basándose en "numerosas declaraciones de testigos compañeros" de Quiñoa y de Moriano, la Audiencia afirma que la declaración de la denunciante "pierde verosimilitud" e indican que ha quedado "de manifiesto" que Quiñoa introdujo la agresión sexual en su relato por "la indignación que le produjo saber el contenido de la sentencia condenatoria, que consideró irrisoria".

Por otra parte, una agente de la Guardia Civil de Ceuta ha denunciado al Tribunal Militar de Sevilla una presunta humillación sufrida cuando, trabajando en la frontera, sus mandos le impidieron ir al baño, informa Efe. El Juzgado de lo Togado Militar de Ceuta archivó la denuncia.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 11 de marzo de 2004