Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Las muertes por obesidad aumentan un 33% en Estados Unidos en 10 años

La mala nutrición y el sedentarismo causan casi tantos fallecimientos como el tabaco

De las 2,4 millones de personas que murieron en Estados Unidos en 2000, casi la mitad fallecieron por causas evitables. El tabaquismo sigue siendo la primera (causa un 18,1% de las muertes), pero seguido a muy corta distancia por la mala alimentación y la falta de ejercicio (el 16,6%). El efecto letal del sobrepeso ha aumentado un 33% en 10 años, y los expertos estadounidenses calculan que pronto será la primera causa de muerte. En España la situación es diferente, pero el modelo tiende a repetirse, advirtieron ayer fuentes de la Dirección General de Salud Pública.

El trabajo, realizado por el Centro de Control de Enfermedades de Atlanta, recopila y analiza la información epidemiológica sobre las muertes y sus causas en Estados Unidos entre 1990 y 2000, y aparece en el número de ayer de la revista de la Asociación Médica de Estados Unidos (JAMA).

Las enfermedades que más fallecimientos han causado son las cardiacas (711.000), seguidas del cáncer (553.000) y las cerebrovasculares (168.000). "Estas son las causas objetivas, pero detrás de cada una de ellas hay una serie de factores que se pueden cuantificar", indican en Sanidad.

El análisis de estos factores apunta a que mientras las muertes más numerosas, las atribuibles al tabaquismo (435.000), han crecido menos de un 9% en diez años, las que se deben a la mala alimentación y la falta de actividad física (400.000), han crecido un 33%. Alrededor del 64% de la población estadounidense padece sobrepeso.

"Estos datos tienen una lectura positiva, que es la caída del tabaquismo", comentan fuentes de Salud Pública. La negativa es que no se ha conseguido el mismo efecto sobre la nutrición y el sedentarismo. Otras muertes atribuibles a causas evitables, como el consumo de alcohol (85.000), las lesiones producidas por armas de fuego (29.000) y las enfermedades de transmisión sexual (20.000, sobre todo sida, pero también las hepatitis B y C), o el consumo de drogas ilegales (17.000) también han disminuido en los diez años estudiados.

Los accidentes de tráfico son, junto con el tabaco y la obesidad, la tercera causa de muerte evitable que ha aumentado en Estados Unidos (de 25.000 a 26.500 excluyendo los debidos al alcohol). Sólo estos tres motivos de fallecimiento han aumentado entre los nueve más frecuentes (ver gráfico).

Los otros dos son las infecciones (excluyendo al VIH), que era la primera causa de muerte "hace años", y los agentes tóxicos, aunque sus efectos "son los más difíciles de medir", según los autores del estudio. Entre estos productos están la contaminación ambiental y el uso de materiales como el amianto.

"Lamentablemente, el patrón de Estados Unidos tiende a reproducirse en la UE", afirman en Sanidad, y, aunque falten estudios tan detallados, es posible que las causas de muerte y su importancia sea similar a la detectada por los expertos estadounidenses. Donde hay diferencias es en la tendencias. "El tabaquismo ha pasado su peor momento en Estados Unidos; nosotros todavía no. Uno de los objetivos del Plan Nacional de Prevención del Tabaquismo es adelantar cuanto antes esta tendencia en España. La situación está claramente a la baja con la excepción de las mujeres", indican.

La lucha contra el tabaquismo tiene un inconveniente: que su efecto no se ve a corto plazo. "Hablar a la gente joven del problema que supone para su salud, cuando ésta les sobra y sus efectos, como el cáncer de pulmón, aparecen después de décadas, es muy difícil. Habrá un tiempo en que baje el consumo de tabaco pero no las muertes atribuidas a su consumo", advierten.

Peor diagnóstico

Peor diagnóstico ofrece la obesidad. "Tenemos una tendencia clara a que los hábitos alimentarios vayan empeorando hacia un modelo más occidental y menos mediterráneo", comenta un experto de Salud Pública. Según la última Encuesta Nacional de Salud, un 12,8% de la población sufre obesidad, y hasta un 36% padece sobrepeso.

"Hay que destacar que la prevalencia de la obesidad infantil derivada de una alimentación inadecuada y de la inactividad se ha doblado en diez años, y ya está en el 13%. Es de las más altas de la UE junto con Grecia e Italia", afirman en el Ministerio. Además, aunque se ha anunciado, todavía no se ha puesto en marcha el Plan Integral de Nutrición y contra la obesidad Infantil.

Pero la situación de la obesidad tiene "una ventaja", según fuentes de Sanidad. "Se ha detectado a tiempo, y ahora es más fácil iniciar campañas de concienciación para frenarla".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 11 de marzo de 2004