Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
ELECCIONES 2004 | FALTAN 5 DÍAS

Zapatero denuncia la campaña del miedo del PP y Rajoy pide la mayoría absoluta

El último empujón de Mariano Rajoy a la campaña electoral del PP se dirige a buscar votos suficientes para revalidar la mayoría absoluta que logró hace cuatro años su partido con José María Aznar de candidato.

Rajoy confesó ayer en Ciudad Real que la mayoría absoluta que pretende, y que el sondeo del Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS) atribuye al PP por los pelos, le "garantiza la independencia", un valor que el candidato del PP ha sabido apreciar con el paso de los años, según admitió ante los simpatizantes que le escuchaban en el mitin del mediodía. "Me presento a estas elecciones con las manos absolutamente libres. No hay nadie que me pueda chantajear en nada. No tengo más objetivo que el interés general. Y me gustaría que los demás pudieran decir lo mismo".

"Hitler ganó unas elecciones y luego hizo lo que hizo", afirma el alcalde popular de Toledo

Zapatero: "Va a ganar la fuerza de la esperanza frente al miedo que representa el PP"

El argumentario del PP recuerda la llegada al poder de los nazis para pedir que la gente acuda a votar

El pasado viernes pidió el voto a los socialistas que no quisieran un Gobierno con Carod Rovira, el líder de Esquerra Republicana. Para apuntalar el valor de la independencia en su Gobierno, Rajoy remachó ayer: "No quiero que nadie me chantajee, como le está ocurriendo ahora al PSOE. Nosotros queremos ganar con el voto de los españoles, otros quieren ganar con el voto de Carod Rovira, de Llamazares y de otros".

De esos otros se ocupó la ministra de Exteriores, Ana Palacio, en su calidad de cabeza de lista del PP por Toledo: "Un Gobierno del PSOE sería una casa de los líos". También lo hizo el secretario general del PP de Toledo y alcalde de esta ciudad, José Manuel Molina, quien llevó más lejos la censura a Zapatero y sus supuestos aliados al comparar los efectos que tendría una derrota de Rajoy con lo ocurrido en Alemania cuando Hitler ganó las elecciones. "En España hay asentada una Constitución que no se puede poner en riesgo por el hecho de tener un Gobierno en una comunidad autónoma a pesar de sacar todos los votos que saque. No hay que olvidar que Hitler también ganó unas elecciones y luego hizo lo que hizo".

LA LECCIÓN ALEMANA

"Evitar el disparate"

La alusión de Molina a Hitler estaba inducida por el argumentario del día que el Partido Popular envía a sus dirigentes y que ayer establecía la siguiente comparación:

-"La inconsistencia de Zapatero es escalofriante. No es capaz de tomar decisiones, de enfrentarse a todos aquellos de los que depende. Ni una palabra contra Carod, ni contra Llamazares. Y ellos saben que tienen dominado a Zapatero. Sólo el PP puede evitar ese disparate. Thomas Mann se preguntó que por qué la nación de Kant, de Goethe y de Beethoven había votado lo que había votado. Se respondía que 'los alemanes habían hecho novillos el día de las elecciones'. Los españoles no podemos hacer novillos el día 14".

Un portavoz del PP consultado ayer por este periódico sobre la alusión a Thomas Mann y Alemania en el argumentario enviado a los candidatos señaló: "Ha sido una frase desafortunada que lo único que pretendía es que los candidatos animasen a la gente a acudir a votar".

La dirección socialista decidió responder al PP a través del presidente extremeño, Juan Carlos Rodríguez Ibarra, en un mitin en Badajoz: "Ya le gustaría al PP que apareciera un Hitler en España", dijo y sentenció: "Entraron al Gobierno con mentiras y con mentiras van a salir". Y José Luis Rodríguez Zapatero añadió en un tono desconocido en él: "Ya está bien de insultos y descalificaciones".

Los socialistas interpretan que la crispación con la que el PP está cargando su discurso y los deseos electorales de Rajoy son la prueba de que su adversario se queda sin oxígeno a medida que pasa la campaña y ve alejarse la posibilidad de conseguir votos suficientes para gobernar en solitario. "Ellos pierden apoyos aceleradamente y nosotros avanzamos", señaló ayer José Blanco, secretario de Organización del PSOE.

En el Día de la Mujer Trabajadora, Zapatero llenó su mensaje de propuestas a favor de la igualdad. Entre ellas destaca la aprobación de una Ley de Paridad que asegure un reparto equitativo de hombres y mujeres al frente de los altos cargos de la administración pública.

RECTA FINAL

"Ganará el coraje"

El candidato socialista expresó su convencimiento de que el PP sucumbirá en las elecciones del 14 de marzo por exceso de confianza: "Quedan cinco días de campaña, seis días para votar, y va a ganar la fuerza de la esperanza frente a la fuerza del miedo que representa el PP, va a ganar la fuerza de la valentía, del coraje, del mérito, frente a quien ha creído, como el señor Rajoy, que esto era un paseo, cuando le puso el señor Aznar a dedo, pero por delante de los españoles no se pasea, hay que trabajar".

Gaspar Llamazares, aspirante de IU a la presidencia del Gobierno, propuso impulsar en un futuro Gobierno de izquierdas la creación de un Ministerio de la Mujer y un plan integral contra la violencia de género, con el objetivo de luchar contra la desigualdad social, la discriminación laboral y el "terrorismo doméstico". Llamazares llevó ayer sus promesas a un acto celebrado en Madrid con 25 mujeres de la política, la universidad y la cultura con motivo del Día de la Mujer Trabajadora.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 9 de marzo de 2004